Star Wars at 40 | “Yo sabía que estábamos haciendo algo diferente”: Dennis Muren habla sobre Star Wars: Una Nueva Esperanza

La leyenda de efectos visuales habla sobre la película que dio inicio a todo.

Si hubiera un Monte Rushmore de los grandes de Star Wars, Dennis Muren tendría un lugar destacado. Muren ha estado en Industrial Light & Magic, la división de efectos de Lucasfilm, desde que se formó en 1975 como apoyo para Star Wars, y ha dirigido o formado parte de avances importantes en efectos visuales, desde los revolucionarios alcances ópticos de la trilogía original de Star Wars hasta los dinosaurios digitales realistas tan impresionantes de Jurassic Park. Actualmente es el director creativo de ILM y una verdadera leyenda viva. Como parte del 40 aniversario de Star Wars, StarWars.com habló con Muren sobre su trabajo como camarógrafo de efectos en la película que inició todo, Star Wars: Una Nueva Esperanza de 1977. Se tocaron temas como la forma en que consiguió el trabajo, las técnicas que se usaron para crear los efectos innovadores de la película y el impacto de la saga que aún continúa.

StarWars.com: ¿Cómo fue que llegaste a ILM y te involucraste con Star Wars?

Dennis Muren: Bien, yo estaba trabajando en una compañía llamada Cascade [Pictures] que estaba haciendo comerciales con efectos y había trabajado allí de forma intermitente durante años. Ellos cerraron y me enteré que George [Lucas], y yo no conocía a George, estaba haciendo una película del espacio y pensé, “Oh, sería fantástico trabajar en eso”. Me comuniqué con alguien, no puedo recordar quién estaba allí, y logré una entrevista con John Dykstra y Richard Edlund, y no estaban filmando nada. Solo estaban construyendo los modelos e instalándose en Van Nuys [en Los Angeles, California]. Les mostré mi trabajo. Me vendí algo como un camarógrafo de efectos, aunque me veía como alguien que hacía de todo. Pero en Hollywood tienes que ponerte una etiqueta porque ellos tienen que llenar una posición. Así que esa fue la posición que había calculado necesitaban y logré entrar en el programa, sin esperar nunca que se convertiría en un éxito tan grande.

StarWars.com: ¿Fue más amplia tu función en comparación a lo que habías dicho que podías hacer?

Dennis Muren: Sí, pero no sabía lo que era, no sabía lo que iba a ser. Yo no había hecho antes nada similar, con toda esa tecnología, y después de ver 2001 me había quedado la curiosidad. Pensaba, “Hay algo aquí que no conozco”. Porque conocía los efectos de la vieja escuela, todo lo de Cascade [trabajo] y los efectos de King Kong y Ray Harryhausen y John Fulton con modelos y todo lo parecido a eso. Sin embargo, pensé, aquí hay algo que no conozco y esta era la oportunidad de aprender al respecto. Así que no sabía lo que iba a ser cuando llegué allí. No tenía idea. [Se ríe]

StarWars.com: Así que esa es mi siguiente pregunta. Después de que llegaste allí y empezaste a involucrarte, ¿qué pensabas sobre eso y lo que George Lucas les estaba pidiendo que lograran?

Dennis Muren: Bien, probablemente no vi a George durante tres meses porque estaba filmando en Inglaterra. Así que mi relación era con John o Richard y los otros que estaban allí. No había muchos entonces, tal vez 30, tal vez menos que eso. Solo preparándolo, y estaban construyendo este equipo de cámaras, que parecía que tardaban una eternidad para terminar. Así que con algo del equipo que tenían yo hacía pruebas con la cámara para asegurarme de que los lentes funcionaran, además de las pruebas de iluminación. Estaba hecha una parte del modelo de la trinchera, también algunas de las naves y prototipos y yo filmaba ya fuera en algún tipo de película o fotografías fijas para poder tenerlas en película y verlas. Así que ellos estaban ganando tiempo hasta que George les diera secuencias de cortes para que pudieran empezar a filmar los efectos porque realmente no sabían de qué se trataba.

Tratamos de hacer algo de proyección frontal, o entregar placas del fondo, para la secuencia de porta de las naves TIE volando alrededor. Nosotros en realidad filmamos esos y lo iban a hacer allá, la proyección frontal [en Inglaterra]. Pero no había forma de que los actores tuvieran tiempo para ver la proyección, el TIE pasaba y luego se hacía el barrido de cámara para tratar de que pareciera real. Así que todo eso se desechó y se reemplazó con la pantalla azul. Luego puedes sincronizarlo exactamente y ellos pueden pretender que están viendo algo. Fue mucho mejor que tratar en realidad de llevarlo al escenario, pero George estaba tratando de hacerlo. Así que eso fue lo primero que sacamos, pero no estaba en la película.

Luego lentamente, cuando regresamos, solo nos lanzamos y empezamos a hacer cosas y al final se construyó el equipo. Todo eran cosas futurísticas. Eran cámaras de baja velocidad, todo controlado por motores controlados por una computadora, y 11 motores o algo así para que la cámara girara hacia la izquierda, derecha, arriba y abajo. La caña del micrófono, moviéndose con precisión hacia adelante y hacia atrás, y todo ese tipo de cosas.

StarWars.com: ¿Qué es la Dykstraflex?

Dennis Muren: Sí. Ellos tenían otra versión que estaba hecha con una de las viejas cámaras Technorama de Technicolor que también filmó VistaVision, que no tenía la caña de micrófono, pero tenía todas las demás capacidades.

Así que tomaba mucho tiempo hacer una escena. Si uno quería tener una nave espacial aquí, y tenía que estar estática y estaba supuesta a pasar volando, podías pasar volando la cámara y tal vez hacer un barrido hacia ella y luego la inclinarías hacia abajo para que pareciera que la nave llegaba volando y luego subía. Ahora, yo podía hacer eso de manera muy simple con una plataforma móvil y un operador de cámara empujando la plataforma, y alguien deslizando la nave montada con cables. Se podía hacer tal vez en una hora o menos. Todo. Podría tardar, con todos los motores involucrados y filmando una prueba, medio día o más hacer eso a través del control de movimiento [con la Dykstraflex]. Yo solo pensé, “Esto es una locura, pero qué puede hacer uno. Veamos qué pasa”.

En realidad, lo que no me había dado cuenta hasta que terminó la película fue el increíble poder que eso te daba para diseñar las tomas, porque no había accidentes. Se tenía que encontrar una solución para todo, al igual que en CG. Uno tenía que averiguar exactamente cómo querías que se moviera esta cámara, cómo querías que se moviera el modelo, cómo querías que funcionara todo. Pero luego podías hacer cualquier imagen que quisieras, siempre que filmaras los elementos por separado, todo por separado y luego se combinaban. Era fenomenal. Para mí fue verdaderamente revelador.

Los chicos [que también trabajaban en la película] eran completamente diferentes a mí en lo que se refiere a personalidad. Yo era más introvertido, el tipo de persona que se involucra activamente, y ellos eran más como motociclistas y conductores de autos de carreras de fines de semana que la estaban pasándola bien. Yo era más como, “¡Oh, nunca vamos a terminar esta película!” Quiero decir, todos estaban preocupados por eso. Yo era diferente. Traje a Ken Ralston para que fuera mi asistente y él era muy parecido a mí. Más adelante conseguí a Phil Tippett y a Jon Berg, y a otros chicos para el Imperio (Contraataca].

Verdaderamente, en todo el proceso de la película, no tenía idea de que iba a ser un éxito. Era demasiado extraño. El guion, sabes, tienes a estos chicos corriendo por estos corredores en algún tipo de planeta del espacio y a un chico vestido en un disfraz de perro corriendo con ellos, y está este robot que parece el Hombre de Hojalata en el Mago de Oz. Literalmente parecía eso, porque solo veíamos pequeños pedazos. A George no le gustaba enseñarnos mucho, solo fotografías. Uno solo pensaba, “¿Qué es esto? Bueno, es interesante”. Yo realmente admiraba a George por THX [1138] y [American] Graffiti y es por eso que quería hacer la película. Una de las principales razones era reunirme con él y trabajar con él, ¡y vaya si él no lo logró! [se ríe] Fue impresionante, absolutamente impresionante.

La vimos en la proyección para el elenco y el equipo y todos estábamos sorprendidos. Yo tenía neumonía cuando la estábamos viendo. Estaba trabajando en Encuentros cercanos [del tercer tipo] y estaba cayendo enfermo, pero estaba suficientemente bien para ir, sentarme en la sala de cine y verla. Así que aun con medicamentos…

StarWars.com: ¡Aun funcionó!

Dennis Muren: Aun funcionó. [se ríe] La gente, la mitad de los cuales eran personas que habían trabajado en la película y la otra mitad eran los esposos y esposas, aun cuando esa nave pasa en la escena inicial, todos empezaron a enloquecer.

StarWars.com: Me da curiosidad. Parece que no sabías si iba a funcionar como película hasta que la viste, o si los efectos realmente iban a funcionar. Pero el impacto de los efectos en Star Wars fue tan masivo. Mientras estabas trabajando en ella, ¿tenías alguna sensación de que estabas haciendo algo nuevo, que esto iba a cambiar las cosas?

Dennis Muren: No. Yo sabía que estábamos haciendo algo diferente. No necesariamente pensaba que iba a cambiar las cosas, porque no creía que era casi tan realista como 2001, que se había hecho de la misma manera, pero sin toda la flexibilidad de las cámaras y la pantalla azul, y eso se vio simplemente fenomenal. Para mí, incluso viendo el trabajo en Star Wars cuando lo estábamos haciendo, la mayoría de las tomas se miraban muy burdas. Las naves hacían maniobras raras, no parecían responder a la forma como algo se movería realmente con la inercia y en algunas tomas había solo grandes líneas mate.

No teníamos el tiempo. Es impresionante que algunas de esas tomas incluso están en la película porque estábamos muy apurados. Las cosas cambiaban todo el tiempo en el momento de la edición. Se necesitaban nuevas tomas y cosas así, así que trabajábamos allí 24 horas al día cerca del final.

Pero no vi eso hasta que se estrenó, y yo estaba tan sorprendido como los demás de que los efectos hubieran tenido esa enorme respuesta. Todavía no sé si tengo una respuesta a eso. Creo que tal vez yo solo estaba viendo la mecánica de todo y el público lo estaba comparando con otras películas con naves espaciales donde todo es con cámara estática. Pero yo no creía que al público le importaría eso. Otra posibilidad es que no les importa eso. Solo están siguiendo la historia. Que todo lo que están haciendo es seguir la historia y es tan fascinante. Si pudieras contar la historia, sin importar qué tan real pareciera, luego cuando les pides que te la expliquen de regreso, no hay palabras para eso. Así que tienden a decir, “Bien, la batalla del espacio fue impresionante”, pero eso no es realmente lo que quieren decir. Lo que quieren decir es que fue fenomenal la velocidad con que escapó Han de la Estrella de la Muerte al final, pero no lo saben bien como para decirlo. Así que todavía no lo entiendo realmente.

StarWars.com: Yo solo pienso en esa toma desde el punto de vista de primera persona del X-wing, entrando en la trinchera de la Estrella de la Muerte, que aún ahora se sigue viendo bien. No sé de ninguna nave espacial en película antes de eso que se haya visto así alguna vez y se haya movido tan rápido. ¿Podías reconocer que cosas como esas eran como un gran avance?

Dennis Muren: No, no pude. ¿No es una locura? Debería haberlo hecho. [se ríe] Sabía tanto de la mecánica. Una vez descifré la mecánica de lo que estábamos haciendo, podíamos hacer cualquier cosa. Así que eso era solo otra cosa más. “Claro, podemos hacer una toma como esta”. Estaba viendo tanto, especialmente a mi edad en ese entonces. No miraba tanto todo el panorama, pero veía la tecnología y tener que ajustar todo a la nueva tecnología que nadie sabía cómo usar y averiguar la manera tan solo de lograr las tomas. Yo no estaba tan alejado de eso como para darme cuenta de lo que el público iba a ver y con frecuencia ese es el caso en las películas. Es el director el que sabe eso, porque lo está escribiendo, esperamos que con una mente clara. Las personas de efectos con frecuencia no lo pueden ver hasta que miran la película. Pero creo que otras personas sí lo vieron y les encantó, que estaban trabajando en ello.

StarWars.com: ¿Cómo te sentías en esa época con el elemento del riesgo? Para mí, es interesante que él estuviera haciendo esta película que mucha gente no entendía y a la vez también estaba formando su propia compañía de efectos, que por sí mismo es un gran esfuerzo. Tuviste algún sentimiento como, “Toda esta situación es una locura. ¿Qué estamos haciendo?”

Dennis Muren: A mí me daba pena él a medida que estaba sucediendo, y las tomas no salían porque las cámaras todavía no estaban listas o había otras cosas que aún no estaban listas. Realmente no podíamos hacerlo. Necesitábamos a un gerente de producción y conseguimos uno. No recuerdo cuándo fue, septiembre, así que trajeron a un tipo llamado George Mather y él se hizo cargo. Dijo, “Bien, la Dykstraflex. No solo la vamos a usar durante el día, la vamos a usar de día y de noche”. Yo me encargué del equipo de la noche porque Richard quería usarla durante el día, lo que era genial porque realmente era como de 4:00 de la tarde a medianoche. Así que no era tan terrible. Pero no tenía interrupciones, así que logré hacer un montón del trabajo. Hicimos eso con todas las cámaras y eso más que duplicó la producción inmediatamente. Él tenía formación en cinematografía y sabía cómo hacer lo que George hacía, y estaba de acuerdo con George y Gary [Kurtz] que teníamos que terminar la película y que podíamos hacerlo. Uno tenía que creer que era posible.

Todo ese concepto de la Fuerza es quien es George, hasta cierto punto. Hay algo en eso. No que sea una algo cósmico. Él puede creer eso, no sé, pero el caso era “no te des por vencido”. Eso es verdaderamente algo cierto. Si puedes creer que lo puedes hacer, usualmente puedes pensar en eso y descubrir una forma de lograrlo y hacerlo seguro. Él solía decir algo. “No hay nada de malo en meterse en problemas, pero sí lo hay en no salir de ellos”. Y estábamos en problemas y se necesitó que los productores nos ayudaran a salir de ellos al traer a George Mather, y funcionó muy bien.

StarWars.com: Imprimí algunas fotos de la producción que quería mostrarte. Si pudieras decirnos qué estabas haciendo exactamente en la foto y cualquier recuerdo que tengas de cada toma de efectos en particular.

Dennis Muren: Esta es solo una de las muchas tomas cuando estás volando hacia la Estrella de la Muerte, cuando la ven por primera vez. Hay alrededor de cinco tomas cuando se van aproximando, se están acercando a ella. Esta es cuando estamos filmando una de ellas y está recibiendo la exposición al toque de luz de la Estrella [de la Muerte], y luego en el lado oscuro está esta tarjeta aquí para rebotar en ella la luz. Allí hay otra luz frontal ligeramente débil y es una toma contra una pantalla azul para que podamos ponerla sobre algo más.

StarWars.com: ¿Por qué hacer el modelo tan grande comparado con el tamaño de los otros modelos?

Dennis Muren: Yo no tuve que ver para nada con el tamaño de los modelos, pero esto necesitaba ser de ese tamaño para meter estas pequeñas marquitas en él. Lo que estás viendo aquí es la mitad de un domo y detrás de eso hay un pedazo de un material escarchado, creo que era, colgado allí atrás y luego las luces que le daban por detrás que tampoco puedes ver, allí atrás. Así que estás viendo a través de pintura, Ralph McQuarrie hizo mucho de esto, y se agarra una pequeña cuchilla de afeitar o cuchilla Exacto, se raspa la pintura y miras iluminado blanco o algo detrás. Eso es lo que estás viendo. Pero si el modelo fuera solo de ese tamaño, no podrías haber hecho el grabado en aquella época, no podías hacerlo tan pequeño. Y además solo con poder continuar enfocando, porque nos acercamos bastante a esta Estrella de la Muerte para algunas de las tomas acercándonos y teníamos que poder transmitir la profundidad del campo.

StarWars.com: ¿Te involucrabas en hacer modificaciones a un modelo si no funcionaba para lo que estabas filmando?

Dennis Muren: Oh, sí, y hubo veces donde parecía que no había suficientes luces en los extremos, se puede ver un poco ese problema aquí, y uno iba y los hacía un poco más grandes. Ya sea lo hacía yo o le pedía a Steve Gawley o a uno de los chicos del modelo que están aquí que lo hicieran. Y George estaba abierto a todo eso. Lo hicimos con los X-wing y todo.

StarWars.com: Vader en la Estrella de la Muerte.

Dennis Muren: Así es, volando a través de la trinchera. Es solo una de las tomas de la trinchera. Porque estábamos tan atrasado que la idea era filmar por separado cada una de las naves para que pudieran tener distintos recorridos de vuelo. Pero no había forma de hacerlo así, por lo que empecé esto y terminamos haciéndolo muchas veces, filmar tantas naves como se podía de una sola vez y poniendo una o dos en sus propias pistas aparte. Así que esta nave podía haber estado haciendo esto, esta otra haciendo aquello y girando, esta puede haber estado estática y girando, pero no moviéndose en cualquier lado porque no teníamos suficientes pistas, pero la cámara era la que hacía todo el movimiento. Y parecería que todas estaban por separado. Eso aceleraba todo enormemente y yo podía lograr dos o tres tomas en una noche como esa, con varias naves.

StarWars.com: ¿Eras solo tú tratando de ingeniártelas, “Se nos acaba el tiempo, tengo que encontrar una manera de hacer esto”?

Dennis Muren: Sí. A George no le importaba mientras las tomas se vieran bien.

StarWars.com: ¿Qué tipo de retroalimentación te daba? La sensación que siempre he tenido es que mucho de cómo se veían las batallas espaciales y los efectos surgieron de sus intereses, cosas como las carreras de autos y las películas documentales de combates aéreos de la Segunda Guerra Mundial. Te dejó eso claro antes de que empezaras o regresaba y te decía, “Tiene que verse más parecido a esto. Tiene que ser más rápido”.

Dennis Muren: Bien, él tenía el corte del metraje que había reunido para la porta y también para la batalla del espacio proveniente del metraje que había conseguido de la televisión y documentales de la Segunda Guerra Mundial. Esa era la plantilla y a partir de eso sacó Joe Johnston los guiones gráficos. Pero las velocidades nunca eran suficientemente rápidas. Así que siempre decía, “Hagan que sean más rápidas”. Richard tenía una mejor idea que yo de lo que significaba rápido, así que él filmaba algo y algunas veces el fondo iba tan rápido que no se sabía lo que era. Muchas veces George decía, “¡Excelente! Eso es lo que quiero”. Yo pensaba, “¿De qué diablos está hablando?” Así que yo hacía algo mucho más tímidamente, porque tú sabes, de cualquier manera yo nunca manejo a más de 40 millas por hora en Los Angeles. “No, debe ser más rápido”. [Yo decía,] “Pero no vas a poder distinguir de qué se trata”. “Bueno, solo trata, está bien”. Así que yo probaba y para cuando lo pescaba en una toma, con un X-wing estático en primer plano, se daba cuenta uno… Uno está barriendo la cámara y empieza a ver el mundo en capas, lo que él hacía editándolo. Yo siempre he sido una persona espacial. Nunca traté con capas. Construyo modelos y cosas, pero siempre estaban frente a mí. Así que nunca entendí eso.

StarWars.com: Sin embargo, cuando hiciste la persecución con la Moto speeder en El Regreso del Jedi, eras el maestro de la velocidad.

Dennis Muren: Mucho antes que eso. Al terminar la película y trabajar en Encuentros Cercanos, y especialmente cuando trabajé en [Battlestar] Galactica, allí fue cuando realmente puse todo eso en su lugar y empecé a darme cuenta del control que uno tiene para la velocidad y la emoción. Para entonces yo podía entender la toma del vuelo entre la trinchera, el poder de eso. En vez de ser solo un desafío técnico, era algo poderoso de diseño. Todo eso es algo que John entendía y se esforzó para que el sistema lo lograra, y lo entendió perfectamente y en verdad dio los resultados.

StarWars.com: Estás hablando sobre la Dykstraflex. ¿Dirías que esa es la gran innovación de Una Nueva Esperanza?

Dennis Muren: Te digo, es mucho más que eso. La Dykstraflex, con el sistema de control de movimiento que construyeron Al Miller y Jerry Jeffress para eso y lograr que el sistema funcionara. Conseguir las cosas de la pista que Don Trumbull puso. Pero también los modelos. Antes estos modelos se hacían por alguien como Greg Jein o en un estudio. Modelos únicos muy precisos. Los mirabas, bellos, bellos. Probablemente serían bastante grandes. [Mira la foto de los modelos de los X-wing].

Estos eran como producidos en masa, estas cosas. Había moldes para hacerlos, uno podía sacarlos y tener allí una fila de 12 X-wing. Yo solo pensaba, “¿Qué diablos es esto? ¿Dónde está la precisión?”

StarWars.com: Estos, ¡podías hacerlos estallar!

Dennis Muren: Estos, podías hacerlos estallar y podías deshacerte de ellos y luego, “¡Aquí hay otro!” Además, iban tan rápido que no necesitabas hacerlos de ninguna otra manera. Así que creo que eso fue algo muy importante. Así fue como se hicieron las piezas de la Estrella de la Muerte, todas esas piezas modulares de la Estrella de la Muerte.

Si miras Fuga en el siglo XXIII, que se hizo un año antes de Star Wars, e incluso King Kong [de 1976], pero especialmente Fuga en el siglo XXIII con conjuntos de modelos y todo, y puedes ver lo que estaba haciendo la vieja escuela de Hollywood y las debilidades de todo en eso. Y miras una mentalidad totalmente diferente para todo y eso es lo que era Star Wars.

StarWars.com: ¿Es una cerveza eso que tienes en la mano?

Dennis Muren: Probablemente. Esto debe haber sido después de algún tipo de fiesta. Esto es donde estaba consiguiendo una exposición para una prueba que estábamos haciendo. Allí atrás está la flex yendo hacia abajo y la pista está justo allí atrás, uno puede verla más o menos. Justo estoy consiguiendo la exposición. ¿Tienes alguna foto de la trinchera más ancha? Eso era realmente interesante.

¿Sabes cómo tenías los múltiples pases de deslizarse por la trinchera? Cada vez, para que hubiera más drama, la trinchera se iba a volver más angosta a medida que avanzaba a un área distinta. Construimos la ancha y construimos la pequeña, pero nunca construimos la mediana porque para entonces [George] dijo que no era necesario. Tampoco se podían volver a usar las tomas de esa manera. La angosta, que es en la que hicimos la mayor parte de las pruebas, tenía tanta más energía porque uno estaba más cerca de las paredes. Tenía más sentido solo usar esa para todo.

StarWars.com: Cuando llegó el momento del Imperio, que tenía efectos muy diferentes, más movimiento congelado con cosas como el tauntaun y filmar en la nieve y con fondos blancos, ¿la experiencia de trabajar en Star Wars te hizo sentir preparado para enfrentar cosas como esas y pasar a más desafíos?

Dennis Muren: Sí, entonces podía hacer las cosas que quería hacer, que era grandes escenarios frente a mi cámara y no solo composiciones en la pantalla azul. Así que me encantaba. No obstante, esa fue la película más difícil en la que he trabajado, porque nos trasladamos aquí, tuvimos que buscar tanto talento local como podíamos y luego teníamos que capacitarlos. Necesitábamos más equipo porque había muchas tomas más. Y se tomaba más tiempo, como siempre, en construir las cámaras y todas esas cosas. Esa fue una película verdaderamente difícil.

StarWars.com: Así que 40 años después A) ¿Puedes creer que han pasado 40 años desde que se estrenó Star Wars?

Dennis Muren: No, no.

StarWars.com: Y B) cuando piensas en el pasado, ¿qué significa para ti en lo personal el legado de Star Wars y el trabajo que hiciste en la película?

Dennis Muren: Es tan impresionante, porque cuando estaba creciendo no había futuro en ninguna de estas cosas. Me gustaba tanto, pero no había futuro en los efectos visuales. No podías aprender al respecto en ningún lado, así que nunca vi en eso una carrera. Pero era lo único que quería hacer. Y luego tener todo esto junto, que creo que eran personas de mi edad que habían crecido con la televisión, acostumbrándose a ver las cosas cambiar rápidamente en su televisor, y las imágenes, poder ver todas esas cosas. Amarrar esto con George que tenía todas estas historias que eran similares a la fantasía, querer hacer películas sobre ellas y Steven [Spielberg] que quería hacer películas sobre ellas, y las otras personas parecidas. Los camarógrafos que probaban cosas radicales. En todos lados habían personas de ese período de los sesenta probando distintas cosas. Solo funcionaba porque las personas querían ver las películas, que esencialmente eran las mismas personas que las estaban haciendo.

Por lo que fue bastante genial que ocurriera todo eso; si no, Star Wars habría sido como 2001. Habría sido algo así y se habría dicho, “Oh, estuvo muy buena, los efectos fueron verdaderamente geniales”, y luego habría pasado y nunca se habría desarrollado esta industria, jamás. Hasta que ocurriera algo. En realidad no fue un accidente, porque George y Steven, en un año, hicieron Star Wars y Encuentros Cercanos. Así que realmente fue toda nuestra generación la que había llegado a eso y estaban listos, y las personas que no eran cineastas estaban preparadas para verlas. Esas películas.

Pero ha continuado. Luego con las computadoras, se pasó a los video juegos y en todas estas otras cosas. Ahora la realidad virtual. Todo en cierto punto basado en esta realidad sintética y haciendo que las cosas parezcan lo que no son, y que tu mente esté dispuesta a estar abierta para ver nuevas cosas. Luego personas que tienen cosas en su mente que desean mostrar a otros.

StarWars.com: Después de haber sido parte de tantas innovaciones en los efectos visuales a través de los años, cuando rememoras sobre Star Wars en términos del impacto comparado con otras películas, ¿dónde la clasificarías?

Dennis Muren: Creo que Star Wars tuvo el mayor impacto en el negocio de los efectos, por lo menos, y probablemente en la diversión y entretenimiento familiar. Porque si solo vemos lo que empezó… Encuentros Cercanos, a pesar de lo mucho que me gusta, no sé si llevó a algo, y las películas de Superman como que no, las películas de Star Trek fueron aisladas. Pero Star Wars, creo que es esa cosa del Mago de Oz con aventura amarrada a la aventura, pero con familia y amigos acompañando en una aventura. Ese es todo un grupo de amigos que confían en cada uno de los demás y están en peligro, se salvan entre sí, parece que lo disfrutan, parecido a la vida real. Y hay cosas que nunca antes habías visto y quieres estar allí. Creo que esa combinación es aún lo que ocurre ahora. ¿Quién lo habría pensado? [se ríe]

Dan Brooks es el escritor sénior de contenido de Lucasfilm y editor del blog de StarWars.com. Le encanta Star Wars, ELO, los New York Rangers, Jets y Yankees. Síguelo en Twitter en @dan_brooks donde vocifera sobre todas estas cosas.

ETIQUETAS: , ,