Star Wars at 40 | 5 formas como Star Wars: Una Nueva Esperanza lo cambió todo

StarWars.com rememora cómo la película de George Lucas en 1977 sobre los Jedi, los sinvergüenzas, las princesas y el sueño de derrotar a un imperio maligno cambió el curso de la cinematografía y la cultura.

Ahora que Star Wars disfruta una de sus mejores épocas de actividad y creatividad, es fácil olvidar el impacto que Star Wars: Una Nueva Esperanza tuvo cuando se estrenó en 1977. Desde los conceptos como los Jedi y la Fuerza y los Wookiees hasta los efectos visuales, Una Nueva Esperanza cambió el curso de la cinematografía, la cultura y cómo la cultura mira y celebra las películas. Como Star Wars cumple 40 años esta semana, estas son cinco formas importantes como Una Nueva Esperanza lo cambió todo.

1.Velocidad.

Gracias al amor de George Lucas por los automóviles, las carreras de autos y, por consiguiente, la velocidad, Una Nueva Esperanza ofrecía naves espaciales y combates aéreos que eran emocionantes de una manera totalmente nueva. El Halcón Milenario, los X-wing, los cazas TIE y otras naves de la película eran rápidos. Podían moverse con rapidez, zigzaguear y dar vueltas. Esencialmente eran muy parecidos a reactores de combate. Esto era una ruptura clara con la ciencia ficción (y las realidades del espacio) de antaño, en las que las naves eran grandes y lentas o se intentaba lograr una exactitud científica. Star Wars demostró que se podían modificar las reglas y la historia aún sería creíble, y en el proceso lograr que la acción fuera verdaderamente divertida.

2. Nueva tecnología de cámaras.

La Dykstraflex, llamada así por su principal arquitecto, John Dykstra, el supervisor original de Industrial Light & Magic, se desarrolló específicamente para Star Wars: Una Nueva Esperanza. Era un sistema de cámaras controladas por movimiento que se podían programar por computadora, lo que tenía como resultado una forma confiable de elaborar maniobras de naves espaciales realmente dinámicas y crear la ilusión de movimiento rápido en modelos estacionarios. Sin la Dykstraflex, Una Nueva Esperanza no habría sido lo que fue y no le habría mostrado a futuros cineastas y audiencias que todavía había mucha magia por descubrir en las películas. Aunado a esto tenemos el regalo al mundo de ILM, que fue fundada para apoyar a Una Nueva Esperanza y continúa siendo una de las compañías de efectos especiales con más demanda en el mundo.

3. Un mundo con vida.

La ciencia ficción tradicional ha mostrado el futuro, o por lo menos los mundos extraterrestres, como limpios y luminosos. Los objetos voladores no identificados y las naves espaciales brillaban con una perfección que era imposible alcanzar. Star Wars hizo lo contrario. Los droides se averiaban. Los transportes gigantescos tenían marcas cubiertas de grasa, polvo y arena. Las naves espaciales estaban golpeadas y sucias. Casi nada estaba limpio. Casi nada funcionaba. (Solo el Imperio, con su uniformidad opresiva y diseños aerodinámicos, se parecía en algo a la ciencia ficción de antes). Una Nueva Esperanza estuvo más fundamentada en nuestra propia realidad y en la realidad de las películas del Oeste, y hubo respuesta de las audiencias. La estética de Star Wars y la actitud de Star Wars de deformar la estética de un género demostraron ser una influencia mayor que todavía se puede ver actualmente.

Ben Burtt, sound designer of Star Wars

4. Diseño del sonido.

Una Nueva Esperanza revitalizó la industria de efectos, pero también creó un nuevo tipo de empleo y arte: el diseño del sonido. Ben Burtt, diseñador del sonido en Una Nueva Esperanza, acumuló una inmensa biblioteca de sonidos para la película, que el mismo buscó y grabó personalmente. Combinó sonidos tanto orgánicos como electrónicos para desarrollar un paisaje sonoro que no se había escuchado nunca antes: los gruñidos de Chewbacca provienen principalmente de osos, pero también de morsas y otros animales; para los blásters, Burtt estrellaba cables de torres de radio y mezclaba el retumbo con bazucas; el grito del caza TIE fue hecho con un aullido de elefante extendido electrónicamente. Si las audiencias no habían visto antes nada como Star Wars, tampoco habían escuchada nada parecido.

5. ¡Los juguetes!

Aunque no se esperaba que Star Wars fuera un éxito, George Lucas tuvo la previsión de conservar sus derechos de comercialización y otorgó la licencia de su película al fabricante de juguetes Kenner. Cuando la película tuvo gran éxito, los niños querían los juguetes de Star Wars y querían muchos juguetes. Se produjeron todos los personajes principales, vehículos y naves, al igual que muchos personajes de reparto, y la línea fue sumamente popular. (Tan popular que Kenner tuvo que vender un tristemente célebre “Kit de madrugador”, que esencialmente era una reserva para reabastecer, que muchos niños abrirían algo decepcionados en la Navidad de 1977). En una entrevista reciente con StarWars.com, el director Rian Johnson de Star Wars comentó: En Los Últimos Jedi, uno de los mayores impactos de Star Wars surgió de “jugar con los juguetes, y solo el hecho de que las películas que uno imaginaba cuando era niño estaban enmarcadas en el mundo de Star Wars. Ahora he pensado, ‘Oh, por qué no tengo alguno de mis antiguos juguetes de Star Wars. Y recordé, ‘Oh, es porque realmente jugué con ellos y todos sufrieron las consecuencias”.

¿Cómo crees que Star Wars cambió las cosas? ¿Cómo te impactó a ti? ¡Comparte con nosotros tus comentarios a continuación!

Dan Brooks es el escritor sénior de contenido de Lucasfilm y editor del blog de StarWars.com. Le encanta Star Wars, ELO, los New York Rangers, Jets y Yankees. Síguelo en Twitter en @dan_brooks donde vocifera sobre todas estas cosas.

ETIQUETAS: , , ,