Entrevista: Simon Kinberg, Productor Ejecutivo de Star Wars Rebels – Parte 1

Con el lanzamiento de “Star Wars Rebels“, un nueva era comienza para una galaxia muy, muy lejana. Ambientada entre la precuela y las trilogías originales de la película, la canónica serie animada cuenta la historia de un pequeño grupo de héroes (Kanan, Ezra, Zeb, Sabine, Hera y su droide gruñón, Chopper) que se atreven a luchar contra el Imperio, lo que eventualmente resulta en la formación de la Alianza Rebelde. Al completar una brecha de gran importancia en la saga general de Star Wars, el ambiente del programa está inspirado en el trabajo del artista conceptual de la trilogía original Ralph McQuarrie y su lugar en la línea de tiempo permite la inclusión de los soldados de asalto, los arrogantes oficiales imperiales y muchos cazas TIE, elementos esenciales de la villanía de Star Wars que no hemos visto en pantalla por un largo tiempo. Pero esto también recuerda el ambiente y tono de Star Wars clásico, de una sensación de asombro para el corazón genuino. Es más fácil decirlo que hacerlo y ese éxito especial proviene de la cortesía de los creadores del programa, incluido el productor ejecutivo Simon Kinberg.

Un escritor y productor veterano con créditos de películas taquilleras que incluyen Sherlock Holmes y X-Men: Days of Future Past, Kinberg es una de las importantes fuerzas creativas que forman el futuro de Star Wars. Y ese futuro llega con el episodio estreno de una hora de “Star Wars Rebels“, “La Chispa de la Rebelión“, que él mismo escribió. En celebración del debut del programa, StarWars.com habló con Kinberg sobre el desarrollo de la serie, por qué Zeb tiene acento británico y qué se siente aportar a la biblia de Star Wars.

StarWars.com: Antes de adentrarnos en “La Chispa de la Rebelión” ¿podrías contarnos cómo llegaste a Lucasfilm y cómo te involucraste con “Star Wars Rebels“?

Simon Kinberg: Siempre fui fanático de Star Wars y soy un gran fanático de Kathy Kennedy [presidente de Lucasfilm]. Nunca había tenido acceso a Star Wars, pero Kathy y yo nos conocimos un poco con los años y siempre quise trabajar con ella solo porque amo muchas de sus películas.

Cuando ella comenzaba a trabajar en Lucasfilm, tuvimos una reunión. Ella dijo “Trabajaré en Star Wars, ¿estarías interesado en participar?”. Y yo dije “Oh, sí”. Comenzamos a tener conversaciones informales, que condujeron a una reunión con George Lucas.

StarWars.com: Oh, guau.

Simon Kinberg: Sí. Fue una de las reuniones más emocionantes y abrumadoras de mi vida, como puedes imaginar. Esa reunión trataba de trabajar en las películas. Estaba muy emocionado y firmé para escribir una de las películas, lo que voy a hacer, y formar parte de la comunidad de escritores que hablaban generalmente sobre qué hacer con las nuevas propiedades de Lucasfilm y Star Wars. Así es cómo terminé siendo consultor en [Star Wars:] Episodio VII.

Unos meses después de eso, ya me había encontrado con ellos para hablar sobre las películas, Kiri Hart, quién dirige Grupo de historias, sorprendentemente me envió un correo electrónico. “Oye, una de las primeras cosas que vamos a hacer es un programa animado para la cadena Disney”. Ella sabía que tengo un hijo de cinco años y uno de nueve. Dos niños. Y sabía que Star Wars es un gran punto de conexión para mí y mis hijos. Por eso ella pensó que sería fantástico y divertido trabajar en eso que podría acceder a mi amor por Star Wars y por ellos.

En el Comic-Con [San Diego] [este año], estaba de pie en la sala de convenciones en donde había un gran puesto para Rebels. Una pantalla de video gigante en el centro, carteles enormes de todos los personajes, modelos de tamaño real de los personajes. Fue realmente la mayor presencia en el Comic-Con de este año. Fue un tanto asombroso. Estaba allí de pie, impresionado, mirando hacia arriba a estos personajes que no existían hace un año y medio, y de repente eran la nueva generación de personajes de Star Wars. Busqué el correo electrónico inicial de Kiri que de alguna manera puso todo en movimiento, al menos para mí.

En ese momento, cuando leí por primera vez ese correo electrónico, tenía una percepción general del programa, pero ningún detalle en términos de personajes e historias, y en realidad, el mundo de esto. Entonces, respondí a ese correo electrónico “Por supuesto, estoy interesado en todo lo que se relacione con Star Wars. Realmente me agrada la idea de poder hacer algo que estaría orientado a mis hijos y a una nueva generación de fanáticos de Star Wars“. Y así comenzamos las reuniones: Kiri, yo y Rayne Roberts [creador ejecutivo], el Grupo de historias y Carrie Beck [productora asociada]. Lo desarrollamos de cero, juntos.

Una de las primeras cosas que dijeron fue que tenían el paradigma de Brigada A, pero que querían que sea un grupo. Nosotros [aceptamos], desde el comienzo, que queríamos que sea la historia del origen de la Alianza Rebelde. Realmente les encantó la estructura de la tripulación armada trabajando en misiones semana tras semana, y estar un poco fuera de la ley de la misma forma que Brigada A. Creo que lo que yo aporté, al inicio, fue centrarse en estos personajes como una familia. La Brigada A es un modelo diferente porque son todos casi de la misma edad. Son todos adultos y su dinámica es de amigos y compañeros. Pensé que sería excelente si esta tripulación podría desarrollarse en torno a los diferentes modelos de los miembros de una familia. Por eso tienes el padre, la madre, el hermano mayor, la hermana del medio, el hermano pequeño que es el pequeño de la camada y la mascota. Es decir, Chopper es el gato o perro de la familia.

StarWars.com: Yo diría que definitivamente el gato.

Simon Kinberg: [Risas] Sí, esa fue la interpretación de Dave Filoni [productor ejecutivo]. Siempre fue un gato para él.

Y así es cómo comenzó. Es decir, realmente comenzó con ellos diciendo, es la Brigada A, son los rebeldes, y yo dije que creía que sería genial si se sentía como una familia y que yo en el programa sería emocionalmente el hermano menor. No solo porque el menor es un poco el indefenso y también tal vez el más cercano en edad a los espectadores principales del programa. Pero también porque solo me sentía parte de lo que funciona tan brillantemente en las películas originales de Star Wars, que es tener a alguien que sea un extraño, una especie de inocente e ingenuo, al que se lleva a este mundo. Y esos son los ojos y oídos de la audiencia. Para mí eso es lo que Ezra le brinda al programa. Ahora, él es un personaje mucho más inocente que Luke. Él realmente es un personaje más destrozado de alguna manera, un personaje más rebelde. Él es un criminal cuando lo conocemos. Entonces, es una vibra diferente, es totalmente diferente. Pero solo en la narrativa, en la estructura, ingresas al mundo con un personaje principal que no conoce el mundo como tú.

Ezra in "Spark of Rebellion"

StarWars.com: Como escritor, ¿qué es lo que más te gustó sobre este punto en la línea del tiempo? Porque con Star Wars, puedes realmente contar cualquier tipo de historia y la línea de tiempo se extiende miles de años.

Simon Kinberg: Algunas cosas. Una es que las historias que tenían el mayor efecto en mí en toda mi vida, así sean novelas, películas, televisión o historietas fueron las películas originales de Star Wars. Entonces, [disfruté] la posibilidad de contar un capítulo que no solo estaba cerca en proximidad cronológica a las películas originales, sino también relatar parte de la historia no contada que profundizaría en las películas originales. Estar cerca a “Una nueva esperanza” fue muy importante para mí. En parte porque puedes usar las imágenes, los vehículos, gran parte de la creación del mundo de las películas originales. Y entonces también, francamente poder utilizar algunos de los personajes de las películas originales. No puedo decir cuáles utilizamos, pero algunos ya conocidos. Ese atractivo es como poder escribir la mejor ficción de fanático de todos los tiempos y realmente verla animada.

Pero sabes, es interesante. Porque parte del desafío, el cual es realmente divertido y sano, de crear un programa completo en el que los personajes principales no sean de ninguna de las películas de Star Wars, es que debes asegurarte de que aquellos personajes puedan competir con estos personajes clásicos e icónicos que ahora forman parte de nuestra consciencia colectiva. Entonces cuando tienes estrellas invitadas de las películas originales, es genial, es casi una prueba para nuestros personajes nuevos, en donde puedes sentir si nuestros personajes tienen la misma profundidad y matiz que los personajes originales porque deseas escribir a todos en el mismo nivel. Y como escritor, ¿estás emocionado por escribir a Ezra, Sabine, Hera, Kanan y Zeb como lo estás de escribir a C-3PO u Obi-Wan? Es un desafío divertido y la esperanza, obviamente, es que estos personajes se conviertan en lo que se convirtieron los personajes originales, que es una especie de parte imborrable de la consciencia colectiva.

StarWars.com: ¿Cómo desarrollaste el reparto principal y resolviste cómo sería cada uno de ellos en realidad? Por ejemplo, ¿cómo decides que Zeb será el muchacho fuerte, pero que en realidad tiene un gran corazón y es inteligente?

Simon Kinberg: El primer enfoque fue “¿Cómo desarrollo una familia en esta nave?” Luego, bastante rápido teníamos a los dos padres tradicionales; el hermano mayor que es el músculo, el más físico, el mayor; la hermana es una persona un poco más rebelde, tal vez atrevida, quien tiene un poco más de actitud que los otros hermanos porque ella es la del medio y quiere destacarse; y luego el menor, quien es de alguna manera el más problemático y el que realmente intenta buscar un lugar para sí mismo en una familia que ya existe. Creo que esa es la experiencia de ser el menor de la familia. Ingresas a una casa y una unidad que ya es funcional y existente sin ti, y debes encontrar tu lugar y objetivo dentro de ella.

Luego, dentro de cada [personaje] todas las historias de Star Wars, animadas, el [Universo expandido], lo que han realizado tan bien es crear estos personajes realmente únicos, específicos e idiosincráticos. Entonces, utilizando a Zeb como ejemplo, comienzas con alguien que en sentido general es el matón, el músculo, el hermano mayor y entonces deseas ir en contra de esa clase para hacerlo sentir más dimensional y más real. Incluso el acento fue una elección muy concertada para hacerlo sentir un poco más elevado aunque, físicamente, se siente como que será lo menos sofisticado del grupo. Él tiene esa especie de acento británico que te da la sensación que no es solo un pueblerino y no solo el músculo tonto, él realmente es alguien que viene de un planeta de personas educadas y que él en sí es educado. Y parte de la diversión, tensión y comedia del programa es la expectativa que cuando las personas se encuentran, tendrán las mismas suposiciones que cualquiera tendría cuando ven al hermano mayor matón. Eso es frustrante para él y le enoja, y constantemente intenta probarles que están equivocados. Eso es especialmente cierto en su relación con Ezra, cuando Ezra lo trata como el músculo tonto, y eso es la fuente de muchos conflictos y comedia entre ellos.

Entonces, la primera capa es, cuál es el prototipo, y luego la segunda es cómo jugamos en contra de ese tipo de modo que sorprendas a la audiencia y lo hagas sentir dimensional, y luego la tercera capa es cuál es el trasfondo emocional que respalda a ese personaje, de modo que no solo sea una especie de recolección de rasgos de un personaje. Hay algo más profundo allí, hay como una herida. Todos los personajes del programa, y yo creo que tal vez todos los personajes geniales, conllevan alguna carga emocional o algún peso que hace que la lucha sea muy personal para ellos. Todos perdieron a alguien que querían y en casi todos los casos a algún familiar, gracias al Imperio. Esa pérdida es lo que les dificulta confiar y reconectarse con una nueva familia, y esa pérdida es lo que realmente los motiva a dejar sus vidas para luchar contra este enemigo aparentemente insuperable. En el caso de Zeb, él tiene una historia personal en donde el Imperio se llevó a las personas que él realmente quería. Entonces, por un lado, golpear las cabezas a los soldados de asalto es realmente divertido para él, y tiene esta [sensación de] aventura de bravuconería de las películas originales, pero existe algo más profundo que motiva esas acciones.

StarWars.com: ¿Cuál fue el objetivo al crear los villanos principales, el Agente Kallus y el Inquisidor, y la dinámica entre ellos?

Simon Kinberg: Parte de lo que es interesante sobre el mundo de Star Wars es que los villanos son complejos, obviamente, y ocupan, como en la vida, diferentes funciones dentro de distintas organizaciones. Diría que Kallus es más el personaje político militar, mientras que el Inquisidor es más un villano espiritual. El Inquisidor está mucho más centrado en los Jedi y Kallus está mucho más centrado en los rebeldes. Entonces, existe una especie de conflicto entre ellos porque sus fines oscuros son ligeramente diferentes. Y pienso que cada uno cree que su fin es más importante para el Imperio. Creo que con Kallus tienes la posibilidad de un poco más de consciencia, un poco más de humanidad, alguien que tiene una relación potencialmente compleja con el Imperio, en comparación con el Inquisidor, quien no es mucho más que un perro de ataque y alguien que no tiene el mismo tipo de consciencia y que nunca cuestionará su misión.

StarWars.com: ¿Sabían de antemano que querían tener un villano centrado en los rebeldes y uno del lado oscuro también?

Simon Kinberg: Sí. Sabíamos desde el principio que queríamos que exista un aspecto más humano y militar para la villanería del programa, y luego un aspecto más supernatural para los villanos también. Entonces, siempre pensamos en dividirlo. Creo que la parte de los villanos que probablemente fue más desafiante y, en última instancia, más reconfortante, fue cómo visualizar al Inquisidor: cómo crear una imagen para el villano del lado oscuro que, obviamente, pueda competir con Vader y luego Darth Maul. Darth Maul es un personaje que tiene mucha resonancia con los fanáticos de la nueva generación de Star Wars y es un personaje genial. Queríamos crear algo que podría esencialmente juntarse con esos personajes.

StarWars.com: Eso es algo que me parecía curioso. Siempre pensé que el Imperio era una operación humana y el Inquisidor no es humano. Él es pau’an. ¿Existió algún debate sobre lo que significa tener un personaje relacionado con el Imperio que no sea humano?

Simon Kinberg: Definitivamente hablamos sobre ello y sobre el desarrollo potencial a medida que el programa evoluciona.

The Inquisitor in "Spark of Rebellion"

StarWars.com: Entonces, sin presionarte demasiado, pero “La Chispa de la Rebelión” específicamente inicia una nueva era de Star Wars, que también diría que incluye el Episodio VII. ¿Es algo de lo que eres consciente mientras trabajas en ello, y qué significa para ti desempeñar un enorme papel en ello?

Simon Kinberg: Es la experiencia más abrumadora, surrealista y emocionante de mi vida profesional, por supuesto. Sabes, pensé que trabajar en otros universos que tenían mucha historia, y por los que siento afecto personal, como las películas de Sherlock Holmes o de X-Men me prepararía para esto. Pero la verdad es que no existe ni existirá nada como Star Wars. Diría que es la historia más popular del último siglo. Existe una religión en torno a Star Wars que es diferente a incluso el fanatismo en torno a las historietas y otros medios. Lo único con lo que puedo compararlo, y lo he dicho antes, es si fuese un rabino o un sacerdote y alguien me diría “Puedes escribir otro libro de la Biblia”. [Risas] Esa sería la responsabilidad y la oportunidad.

StarWars.com: Claro. Es como “Dinos lo que viene y completa los espacios en blanco, colma las expectativas de todo lo que vino después”.

Simon Kinberg: Sí. Esto es lo que sucede. Cuando realmente estás dentro de la experiencia de escribir algo, de alguna forma solo escribes. En última instancia, te enamoras de los personajes y te emocionas por la historia y estás sentado allí en tus sudaderas o pijamas y seguro te pierdes un poco en ello. Lo haces, de buena forma, olvidas la asombrosa responsabilidad de lo que haces. Y luego, francamente, con Star Wars, existen tantos momentos en donde presiono el botón del cursor y el nombre del personaje aparece en el borrador final y tiene el nombre de un personaje de las películas originales. El parpadeo del cursor allí debajo del nombre del personaje esperando que escriba el diálogo para ponerlo en la boca de un personaje que fue tan real para mí cuando era niño como mis padres lo eran, y que fue parte de mis sueños desde antes que pueda recordar hablar. Entonces, de vez en cuando, tengo estos momentos en lo que me pellizco a mí mismo y siento la asombrosa responsabilidad y oportunidad de expandir las historias y contar historias de la historia que invento con las personas en Lucasfilm. Es tan abrumador como uno pudiese imaginar e igual de emocionante.

StarWars.com: Me alegra ver que tienes todo bajo control.

Simon Kinberg: [Risas] Bueno, solo apenas.

Star Wars Rebels logo in "Spark of Rebellion"

¡Vuelve a visitarnos la próxima semana para ver la segunda parte de la entrevista de StarWars.com con Simon Kinberg!

Dan Brooks es el escritor de contenido principal de Lucasfilm y pasa sus días escribiendo cosas para y acerca de StarWars.com. Le encanta Star Wars, ELO y los Rangers, los Jets y los Yankees de Nueva York. Síguelo en Twitter @dan_brooks donde despotrica acerca de todas estas cosas.

ETIQUETAS: , ,