Entrevista: Simon Kinberg, Productor Ejecutivo de Star Wars Rebels – Parte 3

En la última entrega de la entrevista que StarWars.com le realizó a Simon Kinberg sobre “Star Wars Rebels” y su primer episodio, “Semilla de la rebelión”, el cual escribió, el productor ejecutivo analiza el sable de luz con forma nueva de Kanan, el estado de la Fuerza en el programa y cómo es ver las versiones reales de los personajes animados que ayudó a crear. (En caso de que no las hayas visto, no dejes de leer las partes uno y dos de esta entrevista.)

StarWars.com: Un sable de luz desmontable debe ser la cosa más genial del mundo.

Simon Kinberg: [Se ríe] Sí.

StarWars.com: ¿De dónde vino esa idea?

Simon Kinberg: Si no recuerdo mal… Sabes que es muy difícil decir quien tuvo tal o cual idea, porque todo ha sido un esfuerzo del grupo… Sé que la idea de un sable de luz desmontable fue tener un sable de luz que se pudiera usar de encubierto. En el mundo posterior a la orden 66, donde ser un Jedi es tener una sentencia de muerte asegurada, ¿cómo se puede llevar un sable de luz y no dejarlo ver? Esa fue parte de la idea. La otra parte tuvo más que ver con el personaje y lo que el sable dice sobre Kanan: él lucha con su identidad de Jedi. En parte por lo que sucedió en el pasado con la orden 66 y en parte porque nunca tuvo la posibilidad de comprender del todo su educación como Jedi. Desde la perspectiva del personaje, ¿de qué forma podíamos expresar que él no era, digamos, un Jedi completo? El darle un sable de luz que pudiera romper nos pareció una buena forma.

StarWars.com: Eso sí es interesante. Como dices tú, si miras la línea de tiempo, el hubiera sido un padawan durante la orden 66. Es una dinámica extraña, que el no finalizara su entrenamiento y ahora esté tomando un aprendiz.

Simon Kinberg: Bien, es algo que exploramos mucho en el programa. El legado de ese momento de su vida, el hecho de que no finalizó su educación y lo que implica ser un Maestro que aún tiene mucho por aprender. En cierta medida Ezra representa para él una oportunidad de enseñar, pero también de completar su aprendizaje. Ezra fuerza y desafía cosas que quizás Kanan no hubiera tenido que explorar si no fuera por la llegada de este padawan a su vida. Es una gran parte del programa y también de la identidad de Kanan.

Kanan assembles his lightsaber in Star Wars Rebels

StarWars.com: ¿Cuál es su mirada sobre la Fuerza? Parece estar más en línea con las películas originales, donde era un poco más sutil y no había grandes muestras de poder.

Simon Kinberg: Creo que la forma en que usamos la Fuerza [se ríe], digamos, recuerda a la trilogía original. Creo que en este momento histórico hay una gran perturbación y quienes manejan la fuerza sufren persecuciones o, en cierta medida, son persecutores en sí mismos. No es un momento pacífico. Hay un impacto en el mundo en la forma en que se distribuye la Fuerza. También queríamos mostrar, en especial para Ezra, ya que este programa se cuenta desde su mirada, una evolución orgánica hacia el descubrimiento de las habilidades propias con la fuerza y luego el desarrollo de estas.

StarWars.com: Los tiroteos tienen una escala menor. Muchas veces vemos a Kanan escondido detrás de algo que dispara a dos soldados de asalto. En cierta forma esa escala más pequeña hace que todo sea más peligroso o más personal. ¿Fue una elección narrativa consciente de parte del equipo?

Simon Kinberg: Creo que hay un impulso por intentar hacer que la acción sea lo más íntima posible a fin de que el riesgo se sienta real e inmediato, para Ezra más que para otros personajes. Eso es particularmente cierto en los primeros episodios, porque entras al mundo con un chico que no está acostumbrado a este tipo de acción. Por eso es necesario abrir la puerta despacio junto a él. Parte de lo que funciona tan bien en nuestras películas de acción favoritas es que la acción se siente más cruda y más real, porque se siente inmediata y sientes que estás más metido en ella. Como cineasta da la posibilidad de ver el combate desde adentro. En lugar de tener que abrir el plano para ver la escala de ejércitos chocar, estás adentro, sientes cada disparo. Cada disparo cuenta. En cuanto a la acción, diría que ese es el ámbito de [el productor ejecutivo] Dave Filoni y los demás artistas. Yo escribo: “Luchan en el corredor” y ellos diseñan todo. Pero sí, como todo lo demás respecto al programa: la directiva general es generar una sensación realista siempre que sea posible.

StarWars.com: Lo último que vimos de Star Wars, las precuelas y “La Guerra de los Clones“, era mucho mayor en escala. Rebels realmente hace que la acción esté más con los pies sobre la tierra.

Simon Kinberg: Bien, esa es la historia que contamos. La historia de la venganza de los Sith era una historia mucho mayor. La nuestra está en el título. Es la chispa, el origen de la Alianza Rebelde. El movimiento es básico. No tiene la misma cantidad de recursos. Realmente es un par de soldados de milicia que da inicio a lo que se convertirá en la Revolución estadounidense. Pero tienes la equivalencia de los granjeros que crean un ejército; no estás del otro lado de la construcción del ejército. Esa es una gran diferencia entre la última precuela y el programa: las historias que contamos son diferentes. En Rebels no mostramos una guerra a escala completa, ni siquiera mostramos una rebelión a escala completa. Mostramos los inicios de cuatro o cinco personas que tratan de incitar a más, ayudar a otros y causar un pequeño impacto en el Imperio..

StarWars.com: Algo que noté es que el programa abarca todo Star Wars. El objetivo ha sido canalizar el espíritu de “Una nueva esperanza“, pero hay referencias obvias a cosas que ocurrieron en “La Guerra de los Clones” y en las precuelas.

Simon Kinberg: Creo que tienes razón. Desde el comienzo, lo primero que supimos fue que la historia iba a tener lugar entre las precuelas y la trilogía original. Una vez que tomaste esa decisión, los sucesos deben hacer referencia a ambas cosas. Debe dar cuenta de las precuelas y poder alimentar a la trilogía original. Si bien se inclina más hacia la trilogía original en el tono, el aspecto y las sensaciones, lo cual tiene sentido porque está más cerca de las películas originales en la línea de tiempo y muestra el inicio de la rebelión, Dave Filoni y muchos de los escritores trabajaron en “La Guerra de los Clones” muy cerca de George [Lucas] durante los últimos 10 años. Las precuelas fueron una gran parte del vocabulario utilizado y por ello hacemos referencia y las conectamos mucho con el programa y siempre estamos conscientes de cómo encajan las historias que contamos y los personajes nuevos hacia adelante y hacia atrás. Como muchos miembros de la audiencia son jóvenes, muchos de ellos experimentan Star Wars por primera vez y para muchos de ellos la experiencia más significativa está en las precuelas. Por eso no queríamos ignorar nada de eso.

Ezra opens a Jedi holocron

StarWars.com: Realmente me gustó que “Chispa de la rebelión” tuviera momentos tranquilos. Hay una escena donde Ezra está a bordo del Fantasma. Lo dejan solo y en cierta forma lo ponen a prueba; Kanan le dice a Hera: “Vamos a ver.” Hay un ritmo muy tranquilo y muy lindo. ¿Qué me puedes decir sobre la inclusión de momentos así en el programa?

Simon Kinberg: Bueno, gracias por notarlo. Una de las cosas que Dave Filoni tuvo muy en cuenta fue contar con escenas donde no hubiera música. Creo que hay una tendencia en los dibujos animados o los programas para niños a llenar todo con música. Música estridente, estimulante, incluso en escenas tranquilas, [una inclinación] a fin de hacer que las cosas de las nuevas generaciones sean algo maniáticas. Esa no es la esencia de Star Wars. Cuando era niño, recuerdo que las películas se sentían reales porque tenían pausas y eran tranquilas. Creo que también crea una sensación de mitología. Me parece que las cosas deben respirar para sentirse mitológicas. Creo que todos nos damos cuenta de eso y Dave, en su rol de director, editor y diseñador de los programas, para él eso es importante. En realidad es algo que debatimos. Nos reunimos hace poco y eso es algo que se repite mucho, esa cuestión de buscar los momentos tranquilos, místicos, mitológicos.

También lo vuelve más cinemático. Es algo interesante. Las buenas películas tienen la confianza de dejar que los personajes hablen y piensen sin tener que indicarle a la audiencia, mediante música y sonidos, la forma en que debe sentirse. La audiencia puede sentarse con los personajes y creo que realmente hay una mayor identificación entre el espectador y el personaje cuando hay menos cosas en el medio.

StarWars.com: ¿Cómo fue trabajar en el programa desde el final de “Chispa de la rebelión”?

Simon Kinberg: Creo que nunca dejamos de trabajar sobre el programa. [Se ríe] Es decir, yo escribí segundas copias de los primeros episodios mientras escribíamos bocetos para los siguientes e hipótesis para los siguientes de los siguientes. En la TV nunca termina y estoy aprendiendo eso. Ha sido un proceso largo desde que comenzamos a charlar sobre esto, a construir nuestra biblia, a escribir los primeros lineamientos. Esto crece y crece.

Algo que fue realmente hermoso este verano fue mostrar “Chispa de la rebelión” en Comic-Con [en San Diego]. Realmente no sabíamos [qué recepción tendría]. Cuando trabajas en un proyecto a veces crees que es muy bueno y otras veces no tanto. Pero siempre esperas que a la gente le guste. Con Star Wars sabes que hay muchos [fanáticos] que quieren que las cosas se hagan en cierto modo y claro que hay que satisfacerlos, pero también hay que crear algo nuevo y original. Entonces ir a Comic-Con me ponía muy nervioso. Fueron los nervios más grandes que haya tenido trabajando para una audiencia. Creo que la respuesta tan positiva que la gente demostró en Comic-Con, donde está, se puede decir, la audiencia más experta y más crítica, nos alentó muchísimo. Nos sentimos muy gratificados e inspirados, pero también desafiados. Cuando trabajas en un proyecto durante un año de tu vida, necesitas que te inyecten un poco de algo, y eso fue lo que pasó.

StarWars.com: ¿Cómo fue mirarlo junto con la audiencia

Simon Kinberg: Fue la primera vez que lo miré con la audiencia y la primera vez que lo miré en una pantalla grande. Fue aterrador y luego emocionante; una vez que la gente comenzó a reír donde se suponía que debía reírse y a gritar donde debían gritar, me eché hacia atrás en mi silla y exhalé. Pero fue un Comic-Con muy emocionante en general. Es decir, sabía que estábamos haciendo un nuevo capítulo del canon de Star Wars, que es comparable a la Biblia. Pero nunca estás preparado para el interés que la gente puede llegar a demostrar. Por eso estar en Comic-Con, sentir esa energía, fue genial.

Hay una familia que se viste como la tripulación del Fantasma: estaban geniales. No podían parecerse más a la tripulación. Asusta un poco lo buenos que son y estaban sentados en primera fila en la proyección para los fanáticos. Subimos al escenario para presentar la filmación y agradecer a la gente por ir: estás parado a punto de mostrar algo que hace unos cuantos meses no era más que una simple idea o una corazonada. No solo es surrealista poder mostrarlo, sino que ves a personas que parecen versiones reales de esos personajes animados que creamos. Fue surrealista, para decirlo suavemente, y absolutamente increíble. No estoy seguro de volver a tener una experiencia así.

StarWars.com: ¿Qué esperas que la gente saque de “Chispa de la rebelión”?

Simon Kinberg: Espero que comprendan el tono, la voz y la atmósfera del programa. Que sientan que tiene la aventura, la diversión y la humanidad de muchas de nuestras películas favoritas, pero más todavía de las películas de Star Wars que experimentamos de niños. Y, sabes, vuelvo a una cuestión que va más allá de Star Wars: espero que se enamoren de estos personajes. Una de las cuestiones más ambiciosas de Rebels es que no se centra en los personajes establecidos de Star Wars. Los cinco personajes principales son nuevos y competimos con algunos de los mejores personajes que creamos. Luke, Leia, Han y Anakin, todos son grandes personajes. Contamos historias nuevas sobre personajes de su mundo. Realmente espero que de estos episodios, más allá de la pasión por Star Wars, se lleven una pasión por estos personajes en particular. Y que los niños quieran ser Ezra y admirar a Kanan y temer y divertirse con Zeb. Todo lo que experimentamos cuando miramos las películas de Star Wars con esos personajes, quiero que la audiencia sienta lo mismo por estos.

StarWars.com: Bueno, yo amo a Chopper. Creo que me identifico con él más que con otros.

Simon Kinberg: [Se ríe] Mis hijos también. Mis hijos son grandes fanáticos de Chopper.

StarWars.com: Sé que es temprano para hacer esta pregunta, pero si “Star Wars Rebels” deja un legado sobre Star Wars, ¿cuál crees que será?

Simon Kinberg: Bien, lo más importante que puedes esperar para las nuevas historias de Star Wars es que al menos estén a la altura del canon de Star Wars, porque es muy fuerte y George Lucas hizo un trabajo increíble creando probablemente la mejor historia del siglo. Quiero que cuando le cuentes la historia de Star Wars a tus hijos o nietos, nuestra banda de rebeldes sea parte de esa historia.

Star Wars Rebels - the crew of the Ghost

Dan Brooks es el escritor de contenido principal de Lucasfilm y pasa sus días escribiendo cosas para y acerca de StarWars.com. Le encanta Star Wars, ELO y los Rangers, los Jets y los Yankees de Nueva York. Síguelo en Twitter @dan_brooks donde despotrica acerca de todas estas cosas.

ETIQUETAS: , ,