Del concepto a la pantalla: Esclavo I

Piloteado por la más hábil escoria de la galaxia desde 1980.

Bienvenidos a “Del concepto a la pantalla”, una serie continúa de artículos sobre las diversas etapas de producción que tuvo que pasar tu personaje, vehículo, criatura, lugar o escena favorita en la saga de Star Wars antes de llegar a la pantalla cinematográfica.

El Esclavo I tiene tanto misterio e historias de trasfondo como su propietario Boba Fett. En esta entrega damos un vistazo detrás de las placas del casco y podemos ver cómo se logró que el Esclavo I pudiera volar en la pantalla y dentro de nuestros corazones.

Arte conceptual del Esclavo I por Rodis-Jamero

Arte conceptual del Esclavo I por Rodis-Jamero

Concepto

Fue hasta en el segundo boceto de El Imperio Contraataca que se menciona a los cazarrecompensas que van detrás de Han Solo, incluyendo a Boba Fett. Aunque en el boceto no hay nada específico sobre su nave, incluye las escenas clave como cuando congelan y se llevan a Han, por lo que había que diseñar una nave. Como siempre, esta tarea recayó en Ralph McQuarrie y Joe Johnston. Aunque la mayor parte de la nave fue diseñada por Nilo Rodis-Jamero, McQuarrie tenía la idea originalmente de los ugnaughts trabajando para Fett y por eso diseñó una cabina de mando mucho más grande con una fila de bancas detrás de la silla del piloto.

En los primeros diseños de Rodis-Jamero, que estaban basados en una antena de radar que había visto el artista, la forma de la nave era más redonda y con forma de pelota. La forma posterior y más elíptica fue cortesía de una vista lateral confusa, que se convirtió en la nueva forma de dibujar la nave. Esta forma elíptica se aprecia con mayor claridad cuando se mira la popa.

Hay una creencia popular de que la nave se basó en el alumbrado público afuera del edificio de ILM en el condado de Marin, pero Rodis-Jamero dijo que eso era una simple coincidencia. Además del alumbrado público, también se asoció en broma la forma del Esclavo I con una plancha. John van Vliet (uno de los supervisores de efectos visuales) dibujó a una mujer usando una imagen de la nave para planchar algunas piezas de ropa.

Trabajando en el modelo: Ken Ralston prepara el modelo para stop-motion. Detalle de la cabina del modelo.

Trabajando en el modelo: Ken Ralston prepara el modelo para stop-motion. Detalle de la cabina del modelo.

Modelo

Con un diseño atípico y una cubierta exterior curveada en la cabina, la tarea de construir el modelo real que se vio en vuelo le tocó a Lorne Petersen y su equipo. Como precaución contra el rebote en la curva de cualquier reflejo posible y arruinar así la toma siempre que pasara por ahí la cámara, decidieron cerciorarse de que cada modelo tuviera parabrisas intercambiables: uno completamente transparente y el otro opaco. Detrás de este parabrisas estaba una cabina detallada diseñada por Ease Owyeung, que era visible especialmente cuando tenía el parabrisas transparente.

El equipo optó por usar animación stop-motion para mostrar las alas de apoyo del Esclavo I. Con todos los detalles que el equipo agregó a la nave, esperaban verla en la siguiente película, pero al final solo Boba Fett estuvo de nuevo en El Regreso del Jedi.

Ellenshaw trabajando en la pintura mate de la plataforma este de aterrizaje.

Ellenshaw trabajando en la pintura mate de la plataforma este de aterrizaje.

A la pantalla grande

Con un programa de filmación de 19 días, Jeremy Bulloch (el actor que interpretó a Boba Fett) pasó mucho de su tiempo en los distintos escenarios y no en el Esclavo I. Sin embargo, su último día de rodaje tenía la escena en la cabina que construyó Ted Ambrose y la segunda unidad. El escenario, basado en el arte conceptual de Rodis-Jamero, fue parcialmente construido con paneles de control reciclados del escenario del destructor estelar. Para que se vieran diferentes, se colocaron los paneles al revés y se ajustaron con diversos interruptores.

Durante los siguientes dos meses, ILM filmó modelos de varias naves, como las naves dobles de Bespin. También filmarían la escena donde el Esclavo I vuela a través de desechos especiales y cuando se ve alejándose de la Ciudad Nube.

En El Imperio Contraataca, en la toma donde el Esclavo I se encuentra en la plataforma este de aterrizaje y están subiendo a Han Solo hay una gran cantidad de elementos combinados. Se combinó un modelo fotografiado de la nave, sin incluir la cabina, con los fondos pintados artesanalmente por Harrison Ellenshaw, quien también pintó la cabina. Luego se agregaron las escenas filmadas de Fett, un soldado imperial y el cazarrecompensas Bossk, el Trandoshano. Para lograr que flotara el bloque de carbonita usaron un montacargas y lo ocultaron con una luz roja intermitente, una forma de exposición doble que Ellenshaw llama una “división doble”.

Sonido

Arte conceptual de Doug Chiang para El Ataque de los Clones. Detalles de la cabina del Esclavo I por Kurt Kaufman.

Para crear el sonido del Esclavo I, Ben Burtt hizo lo que hace siempre que tiene que crear un sonido para una nave espacial: ver la forma como se diseñó la nave, cómo se veía, qué tan rápido se movería y lo que podría hacer. Para el sonido de despegue del Esclavo I, Burtt combinó el silbido de una trompeta con la bocina de su propio Dodge Duster 1971 mientras se encontraba en un camino en el desierto.

Edición especial

Para los estrenos de la Edición Especial de la trilogía original en 1997, ILM agregó una toma adicional de imágenes generadas por computadora en la que el Esclavo I perseguía al Halcón Milenario saliendo de la basura que flotaba del destructor estelar.

Regreso para El Ataque de los Clones

En los primeros borradores del guion se estableció a J’mee Fett (o Jango como eventualmente llegamos a llamarlo) como el predecesor del Boba Fett adulto y los soldados de asalto que vimos en la trilogía original. Aunque se conoce poca información sobre estos guiones iniciales, podemos suponer que siempre estuvo planeado algún tipo de papel para el Esclavo I debido a que la película incluía el origen de Boba. Originalmente, el atuendo de Jango iba a ser blanco como el de los soldados clones (al igual que el diseño del concepto original de Boba), pero mientras experimentaban con los distintos materiales llegaron al color plateado que finalmente usaron. Por consiguiente, siguió el Esclavo I con un esquema de colores que hacían juego con el atuendo de Jango y algo que se veía mucho más fresco y nuevo que los colores que tenía la nave cuando la volaba Boba.

A diferencie de los modelos usados en El Imperio Contraataca, en El Ataque de los Clones la mayor parte de la nave sería una creación digital. Como el modelo original del Esclavo I se encontraba en exhibición en el Museo Smithsonian en Washington, los modelistas por computadora de ILM se basaron en referencias fotográficas. Para las pocas tomas de reacción que vemos de Jango y Boba volando la nave, el equipo construyó nuevamente una cabina real basada en el arte conceptual de Kurt Kaufman, pero esta vez con más detalles que la cabina original. La plataforma de aterrizaje Kamino se construyó en el escenario para la escena de la pelea y luego se agregó digitalmente el Esclavo I. Se puede suponer que usaron cajas verdes para crear una rampa para que pudiera caminar Temuera Morrison cuando abordó la nave después de la escena de la pelea. Este escenario también se utilizó para la llegada de Obi-Wan, con un caza estelar Jedi de utilería agregado en el fondo.

Al igual que en la escena de pelea entre Jango y Obi-Wan, el personal de ILM hicieron un animatic para la escena de la persecución en el cinturón de asteroides entre el Delta-7 de Obi-Wan y el Esclavo I. Morrison revelaría más adelante lo útil que fue para él ver la interpretación de toda la escena para saber exactamente dónde encajaría su actuación. Inicialmente el guion tenía que esta escena de persecución era mucho más calmada y más parecida a un juego del gato y el ratón, pero esto se cambió después del primer corte de la película debido al ritmo.

Con el regreso del Esclavo I en un papel con mayor acción, se tuvo que extender la biblioteca de sonidos a algo más que el sonido de despegue que se había hecho para El Imperio Contraataca. Esta incluyó un efecto de vuelo de reconocimiento y sonidos para los misiles que buscan calor (que fue realista con el uso de la telemetría) y los cañones láser de la nave. Sin embargo, el momento del gran sonido fue el de las cargas sísmicas que deja caer el Esclavo I para deshacerse de Obi-Wan Kenobi.

La idea detrás de esta arma y la explosión evocó en realidad lo que Ben Burtt había tratado de crear durante la producción de Una Nueva Esperanza. Burtt experimentó mucho con lo que él llamaba las “explosiones etéreas del espacio”, que eran explosiones en el espacio que estaban supuestas a sonar distinto a las explosiones que uno escucharía en la atmósfera de un planeta. Sin embargo, no le gustaron a Lucas y terminó utilizando los sonidos que se escuchan en la película. Para completar el efecto del sonido, Burtt agregó una demora que crearía un vacío de sonido antes de la vibración del arma sónica. La inspiración para esto surgió de los relámpagos en la vida real que se miran con frecuencia antes de escuchar el trueno. La fuente de la vibración continúa sin conocerse y es algo que Burtt preferiría mantener en secreto. Debido a que no tener audio en una película es algo sin precedentes, los técnicos que evaluaron la película dijeron que había un problema de audio en el carrete que había que arreglar.

Imagen del modelo detallado del Esclavo I para La Guerra de los Clones.

La Guerra de los Clones

Muy al principio en el proceso de escribir la historia de La Venganza de los Sith, Lucas jugó con la idea del regreso de Boba Fett, pero rápidamente la desechó debido a que la película se enfocaba en la caída al lado oscuro de Anakin. En esa época corrían los rumores que regresaría Boba con el Esclavo I para vengarse de Mace Windu y posiblemente terminaría matándolo para mostrar la razón por la que Darth Vader le había advertido que no desintegrara las recompensas en El Imperio Contraataca. En realidad no sabemos cuánto hay de verdad en esos rumores, pero suena sumamente parecido a lo que sale en los episodios “Trampa mortal” “R2 vuelve a casa” y “Rastreo letal” de la Temporada dos de La Guerra de los Clones. En estos episodios veríamos a Boba Fett, con la ayuda de Bossk y Aurra Sing, tratando de eliminar a Mace Windu, pero en vez de eso termina siendo capturado por Mace y Anakin. La escena más memorable del Esclavo I en estos episodios sería al final cuando Ahsoka usa la Fuerza para agarrarse de la parte exterior de la nave mientras intenta huir con Aurra Sing. Ahsoka termina partiendo una de las alas estabilizadoras y el Esclavo I se estrella con una gran explosión. Estos episodios ampliarían el diseño de la nave para que incluyera una esclusa de aire y presentara una versión más tenue del color blanco y azul que pintó Jango originalmente. Eso sería un bonito detalle en el diseño original de Ralph McQuarrie que haría también que la nave fuera más como la versión generada por computadora: con una cabina más grande, un asiento adicional y espacio para que hubiera personas paradas detrás del asiento del piloto.

No sería hasta el noveno episodio de la Temporada Cinco, “Un Vínculo Necesario”, que veríamos lo que le sucedió al Esclavo I después de estrellarse. Este episodio reveló que se habían llevado a la nave a un hangar secreto de Hondo Ohnaka, quien la reconstruyó y pintó con los colores familiares verde olivo y café que conocemos. La única diferencia, además de que la pintura era más fresca y con un color más intenso, fue que se le agregó el logotipo personal del pirata Weequay. El arte conceptual de este episodio, como se encuentra en la guía de episodios en StarWars.com, mostraría las cuatro etapas de colores que tendría el Esclavo I a lo largo de su carrera.

Ya sea que la nave sea azul y blanco o verde oliva y café, no hay duda de que el Esclavo I tenía un factor genial y que no podemos esperar verlo aparecer de nuevo. ¡Quién sabe, puede ser que algún día lleguemos a ver cómo logró conseguir Boba Fett que Hondo le diera la nave!

Fuentes: Cómo se hizo El Imperio Contraataca, Los sonidos de Star Wars, Esculpiendo una galaxia y la Creación de mitos de Star Wars: detrás de cámaras de Aotc.

Sander de Lange (Exar Xan) de los Países Bajos, trabajó en el artículo “Rogues Gallery” en Star Wars Insider y escribió la historia de fondo para Niai Fieso por medio de “What’s the Story?” Es un editor de TeeKay-421 (el Club de fans belga de Star Wars) y uno de los administradores de la página de libros de fuentes de Star Wars en Facebook. Nació en Deventer, la ciudad que se usó para filmar la famosa película Un Puente Demasiado Lejos, siempre ha sentido pasión por los lugares de rodaje y el turismo, en donde espera encontrar un empleo.

ETIQUETAS: , , ,