De la Guerra Mundial a Star Wars: la música

Las apasionantes composiciones de John Williams tuvieron la influencia de Erich Wolfgang Korngold, un legendario compositor cuya vida cambió por la Segunda Guerra Mundial.

Con la noticia del lanzamiento de la banda sonora de Star Wars: El Despertar de la Fuerza estará el 18 de diciembre, me siento más emocionado que nunca por la nueva música de Star Wars. Aunque las inspiraciones y conexiones de la banda sonora de Star Wars son variadas, ¡una de las más interesantes es la del compositor de la era de oro Erich Wolfgang Korngold, cuya propia historia de guerra cambió para siempre las bandas sonoras del cine!

Desde los primeros días, las composiciones para Star Wars de John Williams impresionaron tanto a los fans como a los críticos. En 1977, el crítico de cine Charles Champlin escribió en Los Angeles Time que “John Williams tiene una composición de espléndida dimensión, secciones de cuerdas inspiradoras, bajos retumbantes y trompetas magníficas, que con la ejecución de la Orquesta Sinfónica de Londres para un sistema de sonido superlativo, lo levanta a uno de su asiento”.

Champlin es quien mejor lo capta y habla de la profunda dimensión de la composición orquestal de la película. De hecho, hay más complejidad en la composición musical de Star Wars de la que yo podría escribir jamás. Sería una injusticia decir que solo hay una inspiración para la música de Star Wars. Sin embargo, dentro de esa composición compleja y magnífica, podemos decir que el trabajo de los compositores de la era dorada de las películas sin duda tuvo un papel importante.

John Williams

En una entrevista con Star Wars Insider en 1998, John Williams habló sobre esas influencias. Dijo, “Me he sentido particularmente fascinado con los emigrantes de Europa en la década de los treinta, personas como Max Steiner y Erich Korngold, pero también Vernon Duke y Kurt Weill, quienes llegaron a Hollywood con [los directores] Billy Wilder y Ernst Lubitsch. Trajeron consigo esta tremenda cultura europea. En cierto sentido, mis colegas y yo somos los nietos artísticos de esos hombres. Hemos sido beneficiarios de una rica tradición que creció aquí en los primeros tiempos del sonido, en las décadas de los treinta y los cuarenta”.

Williams continúa, “yo apenas tengo la edad para haber establecido una conexión y trabajado con muchas de estas personas maravillosas, lo que me hace sumamente afortunado por haber podido experimentar esa vida musical y aportarla en situaciones como estas maravillosas oportunidades que me ha dado George Lucas”.

Como prueba de esta influencia, no hay que ir más lejos que comparar el icónico tema de Star Wars con la banda sonora de la película King’s Row de 1942. Escuchen de cerca y encontrarán algunas melodías y notas familiares de principio a fin. Erich Wolfgang Korngold, mencionado anteriormente, compuso la música para esa película. Sin embargo, si no hubiera sido por los eventos de la Segunda Guerra Mundial, es posible que no hubiera habido una composición musical de Korngold para Kings Row.

Erich Wolfgang Korngold nació el 29 de mayo de 1897 en Brno, Austria, ahora parte de la República Checa moderna. Hijo del crítico de música más destacado de Viena, Korngold era un prodigio. Compuso su primera obra a la edad de 11 años: un ballet-pantomima que representó frente al Emperador Francisco José. Fue reclutado en 1916 por el Ejército Austríaco, donde principalmente tocó piano hasta el final de la Primera Guerra Mundial en 1918.

Erich Wolfgang Korngold

Korngold trabajó en ópera, teatro y finalmente en películas cuando se mudó a Los Ángeles en 1934 para la composición de Sueño de una noche de verano (1935). En 1938, originalmente declinó la oferta de hacer la composición musical para la película de Errol Flynn, Las Aventuras de Robin Hood, todavía con la idea de regresar a su Austria natal con más regularidad.

El 12 de febrero de 1938, Leo Forbstein, colega compositor de películas, visitó a Korngold en su casa para convencerlo de que cambiara de parecer, lo que hizo cuando ese mismo día ocurrió otro evento. En un giro del destino, el Canciller austriaco Kurt Schuschnigg firmó un acuerdo con Adolf Hitler de Alemania que pondría en movimiento los eventos que después llevaron a la anexión de Austria a Alemania. Korngold, que era judío, pudo prever lo que ese acuerdo con Hitler significaría para su país y aceptó quedarse en Hollywood para trabajar en Robin Hood semanalmente.

No solo la película de aventuras fue un éxito, sino la composición musical de Korngold para Robin Hood fue brillante y le significó ganar el Premio de la Academia en 1938. Él fue un pionero de los compositores de películas. Antes del triunfo de Korngold, el premio se daba al jefe del departamento musical del estudio, no al compositor. Sin embargo, a partir de ese momento el premio se otorga directamente a los compositores. Ahora, 70 años después, John Williams ha ganado el premio cinco veces y está a la cabeza de todos los compositores con 44 nominaciones.

Debido a la Segunda Guerra Mundial, Eric Korngold se quedó en los Estados Unidos y compuso la música de películas que sirvió de inspiración para las composiciones de Star Wars. Ahora, gracias a Star Wars: El Despertar de la Fuerza, tengo muchas ganas de escuchar una nueva banda sonora completa del gran John Williams y no puedo esperar a ver cómo inspirarán las composiciones musicales de las películas clásicas a la siguiente generación de temas de Star Wars.

Cole Horton es un historiador y coautor del nuevo libro Star Wars: Absolutely Everything You Need to Know de DK Publishing. También contribuye con Marvel.com y runDisney. Puedes seguirlo en Twitter en @ColeHorton.

ETIQUETAS: ,