Cómo creó Sphero su juguete BB-8

¡Los secretos detrás de uno de los juguetes más deseados de Star Wars!

El mundo conoció a BB-8 por primera vez el pasado noviembre en el primer trailer de Star Wars: El Despertar de la Fuerza. El droide astromecánico pasó a través de la pantalla a los corazones de muchos fans. Los sentimientos por el droide rodante continuaron aumentando cuando se presentó en Star Wars Celebration en Anaheim. En realidad no fue una presentación, fue una gran entrada. Las personas estaban deslumbradas con la tecnología que se podía ver en BB-8 y quedaron encantados con su personalidad. Los fans esperaban que los productos de la próxima película incluyeran versiones en movimiento del droide y, ahora que fue el Force Friday, sus sueños se convirtieron en realidad sobre los juguetes de BB-8.

Sphero BB-8 toy in action

Sphero creó un juguete de BB-8 habilitado por una aplicación que puedes controlar con tu dispositivo inteligente portátil. BB-8 también puede patrullar por sí solo, responder a comandos de voz y usar la realidad aumentada (AR) para transmitir videos holográficos. Es un juguete sin igual dice Allen Richardson, director de producto de Sphero. “Nuestro BB-8 obviamente es un poco distinto a un RC o un juguete típico. BB-8 se puede comunicar con tu dispositivo inteligente. Tiene una aplicación de apoyo que va con él para que puedas controlarlo desde tu teléfono; es básicamente como un control remoto, pero ofrece mucho más. Tú podrás moverlo por todos lados. También podrás obtener información de él”. A medida que el BB-8 realiza sus patrullas, también recopila información sobre sus alrededores que después te las transmite en un informe detallado.

La tecnología existente de Sphero se adecua de manera ideal para adaptar la versión del cine del BB-8 en un juguete comercializable. Su producto principal es un robot pelota que han tenido en el mercado durante cuatro años aproximadamente. La compañía pasó recientemente por un programa con Disney donde se enteraron sobre la posibilidad de trabajar en un juguete BB-8. Richardson dice que obviamente hubo distintos desafíos a los que no estaban acostumbrados cuando diseñaron el BB-8, como encontrar la solución para sujetar la cabeza. El proceso tardó un poco. “En realidad solo ha sido a lo largo de los últimos 10 meses en que pudimos unir todo”, dijo. “Todos hemos estado trabajando. Ha sido una experiencia impresionante. Todos han estado haciendo su mayor esfuerzo para que el BB-8 esté listo para entregar en el Force Friday”.

Sphero BB-8 toy in action

Crear cualquier juguete es más que solo lograr que se cumpla con las especificaciones y que los movimientos estén bien. Es importante captar la personalidad del personaje. Los droides en la galaxia de Star Wars pueden estar hechos de tornillos y tuercas, pero demuestran tener espíritu. Richardson dice que para ellos era importante que su BB-8 cobrara vida, y lo lograron con la ayuda de Lucasfilm. Sphero vio los trailers de Star Wars: El Despertar de la Fuerza y tuvo acceso a un poco de información que no estaba disponible para el público. Para proceder con el proyecto, utilizaron lo que tenían, más la información que recibieron de Lucasfilm y Disney. Richardson hizo énfasis en que Sphero no habría logrado lo que hizo sin esa comunicación y relación.

“Pudimos fácilmente crear un sistema de programación, que es la animación física del BB-8”, explicó Richardson. “Por lo tanto, en el fondo podemos manipular digitalmente lo que deseamos que haga físicamente. También logramos avanzar y crear cómo podría decir sí o decir no. Esas animaciones, junto con los sonidos que recibimos de Lucasfilm, ayudan a desarrollar esa historia y esa personalidad. Nuevamente, seguimos lo que dice Lucasfilm y lo que Disney nos ha dicho. Como no hemos visto la película, tenemos que creer lo que nos dicen [en cuanto a si el BB-8 es una representación], ellos están más cerca de todo que nosotros y desarrollamos la personalidad lo mejor que pudimos basado en lo que nos dijeron”.

Sphero BB-8 toy in action

El juguete BB-8 de Sphero tiene varias campanas y pitidos, pero lo que más emociona a Richardson es que los fans descubran que todo se reduce a los fundamentos. “Parece sencillo, pero cuando lo ven moverse por primera vez es algo mágico. Teníamos los primeros prototipos con solo una pelota blanca con una cabeza blanca. Se movía y era genial. Entonces uno pensaba, ‘En realidad, podemos lograrlo. Será algo fabuloso’. Sin embargo, cuando miras una muestra con el esquema de pintura del BB-8 y se está moviendo, comunica algo a tu cerebro. La primera vez que lo vi moverse, me sorprendió muchísimo. Es realmente increíble la alegría pura que se siente al verlo moverse y conducirlo”.

Amy Ratcliffe es una escritora obsesionada con Star Wars, Disney y el café. Síguela en Twitter en @amy_geek y mantente actualizado con todas las cosas geeky que pone en su blog.

ETIQUETAS: ,