QUOTES //

HISTORIA //

LA CAÍDA DE LA REPÚBLICA


Padmé Amidala, la esposa secreta de Anakin Skywalker, quedó embarazada de gemelos hacia el final de la Guerra de los Clones. Poco después de que Anakin se pasara al lado oscuro, y tras un violento ataque contra Padmé, la Senadora de Naboo dio a luz, pero algo estaba mal: según los droides médicos, había perdido las ganas de vivir. Dio a luz a los gemelos, Luke y Leia, antes de morir. Leia fue llevada por el senador Bail Organa, amigo de Padmé y aliado de los Jedi, y se crió como su hija en Alderaan.



LA GUERRA CIVIL GALÁCTICA


A bordo de su buque de embajadora, el Tantive IV, la princesa Leia Organa custodiaba los planos robados de la Estrella de la Muerte, el arma definitiva del Imperio. Mientras Leia fue miembro del Senado Imperial, fue también uno de los líderes más devotos de la Alianza Rebelde. Su nave fue abordada por Darth Vader y las fuerzas Imperiales, pero se las arregló para ocultar los esquemas y un mensaje en el droide R2-D2, que escapó junto a su homólogo C-3PO. Leia, sin embargo, fue capturada por soldados de asalto y enfrentó a Vader, que no creía su afirmación de que la nave estaba en una misión diplomática a Alderaan.


Vader y el Grand Moff Tarkin, uno de los oficiales de mayor rango del Imperio, mantuvieron prisionera a Leia en la Estrella de la Muerte. Buscaban recuperar las cintas de datos robadas y descubrir la ubicación de la base Rebelde oculta, aunque sabían que Leia nunca les diría su ubicación de manera voluntaria. Por lo tanto, Vader usó un droide interrogador para tratar de extraer la información, pero Leia fue capaz de resistir. Tarkin, sin embargo, encontró otra forma de persuasión: amenazaría con destruir su planeta natal, Alderaan, a menos que ella divulgara el paradero de la base. A regañadientes, Leia confesó que estaba en Dantooine; Tarkin vilmente continuó con el ataque, demostrando el poderío de la Estrella de la Muerte. La princesa protestó, pero Tarkin y Vader no quisieron escuchar. Alderaan fue destruido. Pero los Rebeldes aún tenían tiempo, la base de Dantooine había sido abandonada hace mucho tiempo, lo que Leia sabía, ya que la Alianza realmente residía en Yavin 4.


Su situación era desesperada, pero pronto cambiara el destino de Leia y el de la galaxia. Como resultado, el mensaje escondido al interior de R2-D2 fue entregado en Tatooine a Obi-Wan Kenobi, el Maestro Jedi y un general en la Guerra de los Clones que conocía a su padre. Obi-Wan llegó a la Estrella de la Muerte con Luke Skywalker, Han Solo, Chewbacca y los dos droides para rescatarla. Luke llegó a la celda de Leia primero, vestido con el disfraz de uno de los soldados de infantería del Imperio. "¿No eres un poco pequeño para un soldado de asalto?", Preguntó. Quitándose el casco, Luke se presentó y los dos se fueron rápidamente. Pero para entonces, los soldados de asalto habían encontrado al grupo y Han, Chewie, Luke y Leia fueron obligados a saltar en un compactador de basura para ocultarse. Han y Leia se discutieron de inmediato, teniendo la princesa muy poca paciencia con sus bravuconadas. Cuando los muros del compactador comenzaron a cerrarse, todo parecía perdido hasta que R2-D2 fue capaz de desactivarlo de forma remota. El grupo logro regresar a la nave de Han, el Halcón Milenario, aunque Obi-Wan Kenobi cayó en combate frente a Darth Vader. Escaparon, pero no sabían que Vader había colocado un dispositivo de rastreo en su nave.


Leia y sus rescatadores se reunieron con la Alianza en Yavin 4, donde entregó los planos de la Estrella de la Muerte. A medida que los Rebeldes preparaban su ataque a la estación espacial, Han y Chewie recogieron su recompensa por salvar a la princesa y se preparaban para marcharse. Luke y Leia estaban decepcionados de la decisión de Han, pero la aceptaron. Mientras tanto, al tener éxito rastreando al Halcón a Yavin 4, la Estrella de la Muerte se acercaba. Comenzó el ataque, con Luke pilotando un Ala-X, Leia a cargo del monitoreo en el centro de mando y Han habiéndose marchado. A medida que la Estrella de la Muerte se preparaba para destruir a Yavin 4 y con ello a la Alianza Rebelde, Han salvó a Luke derribando a los cazas TIE que se acercaban a su Ala-X; Luke disparó un Torpedo de protones en el puerto de escape de la Estrella de la Muerte, destruyendo a este terror de tamaño planetario. Han, Chewie y Luke regresaron a la base donde Leia cálidamente los saludó y luego les entregó medallas por su valentía.



Después de la destrucción de la Estrella de la Muerte, la Alianza Rebelde se trasladó a Hoth, un remoto planeta de hielo. Leia seguía siendo una figura clave en la lucha por la libertad y sus sentimientos hacia Han se habían desarrollado, a pesar de que todavía podía volverla loca. "¡Vaya, sí que eres un pastor creído… desaliñado e imbécil!", le llamó en una acalorada discusión. Después que el Imperio descubrió su localización, Leia supervisó la evacuación de la Alianza y se vio obligada a abandonar junto con Han a bordo del Halcón Milenario.


Leia, Han, Chewbacca y C-3PO evadieron al Imperio introduciéndose a un campo de asteroides, un movimiento peligroso que solo el audaz capitán del Halcón Milenario intentaría. Funcionó y Han descendió su nave al interior de una cueva dentro de una de las grandes masas de rocas. En un momento de tranquilidad, el contrabandista y la princesa finalmente se besaron, solo para ser interrumpidos por C-3PO, que estaba emocionado en informarles que había aislado el conector de flujo de energía inversa de la nave. El grupo más tarde se dirigió a la Ciudad de las Nubes, el hogar de un viejo amigo Han, Lando Calrissian, para buscar ayuda.


A su llegada, Leia estaba escéptica de las intenciones de Lando, parecía demasiado amable. Sus temores resultarían ciertos, cuando Lando entregó a sus nuevos huéspedes a Darth Vader y Boba Fett, alegando que llegaron justo antes que el Halcón. Han fue torturado por Vader y Leia estuvo prisionera, siendo todo parte de una trampa para atraer a Luke Skywalker. El Lord Sith planeaba la congelación de Luke, pero pondría a prueba el peligroso procedimiento con Han. Justo antes de que fuera bajado a la cámara congeladora, Leia finalmente dijo a Han que lo amaba. “Lo sé", respondió y luego fue congelado en un bloque de carbonita. Sobrevivió al proceso y Vader exigió que Leia y Chewbacca fueran llevados a su nave. Mientras tanto en el camino, Lando se arriesgo y pidió a sus fuerzas de seguridad que desarmarán a su escolta de soldados de asalto y se llevó a Leia, Chewie y C-3PO en un último intento desesperado por salvar Han. Era demasiado tarde, pero lograron huir en el Halcón. Luke, que llegó a enfrentarse a Vader, fue gravemente herido y solo sobrevivió llamando a través de la Fuerza a Leia. La Princesa ordenó su regreso a rescatarlo; mientras que los héroes fueron derrotados, ellos sobrevivieron para otro día de lucha.



Con Han congelado en carbonita y mantenido en el palacio de Jabba el Hutt en Tatooine, la Princesa y sus amigos planearon una misión de rescate. Leia, disfrazada del cazador de recompensas Boushh, llevó al cautivo Chewbacca ante Jabba. Recogió un botín de 35,000 créditos y más tarde esa noche fue en silencio al bloque de carbonita de Han. Descongeló al contrabandista y le reveló su verdadera identidad como "alguien que te ama". Mientras se besaban y estando listos para hacer su escape, fueron interrumpidos por una risa siniestra; Jabba sabía que era Leia todo el tiempo. Lanzó Han a una celda con Chewbacca y obligó a Leia a usar un traje de esclava y permanecer a su lado. Pero no todo estaba perdido. Luke apareció y en la fallida ejecución de los Rebeldes por sobre la fosa del Sarlacc de Jabba, diezmó a las fuerzas del señor del crimen. En el caos que siguió, Leia utilizó la cadena de su atadura para ahogar a Jabba el gigante gánster. Murió desplomándose y Leia y sus amigos dejaron Tatooine y se dirigieron hacia las estrellas.


La princesa y los demás se encontraron con la flota de Rebeldes y los ayudaron a organizar un plan para destruir la nueva Estrella de la Muerte del Imperio: irían hacia Endor y derribarían el generador de escudos de la estación espacial, mientras que los cazas entrarían en la superestructura y destruirían el reactor principal. Utilizando una nave Imperial robada, Leia y sus amigos aterrizaron en la luna boscosa, pero rápidamente se encontraron con soldados exploradores Imperiales. Luke y Leia se apoderaron de motos speeder y derrotaron a los soldados en una persecución mortal, pero fueron separados. La princesa, en su soledad, se encontró con un extraño, ser peludo, un Ewok llamado Wicket. La llevó a su aldea, donde permanecería hasta que Han, Luke, Chewie y Artu aparecieron como prisioneros (3-PO fue confundido con un dios por las especies primitivas).


Tras ser liberados, ella y Luke tuvieron una discusión privada lejos de los otros en la que él hizo una sorprendente revelación: ellos eran en realidad hermanos. En lugar de sorprenderse, Leia parecía estar en paz. "Lo sé", dijo. "De alguna manera, siempre lo he sabido". Luke fue a enfrentarse a Darth Vader, mientras que Han y Leia lideraron el asalto terrestre hacía el generador de escudo. La siempre valiente, Leia sostuvo su posición, eliminando a soldados de asalto a diestra y siniestra. Aunque estaba herida, su lesión no era tan grave y con la ayuda de sus nuevos amigos peludos, los Rebeldes derrotaron a la legión de tropas Imperiales. El escudo fue destruido, al igual que la Estrella de la Muerte y el Emperador. Luke hizo volver a Vader al lado luminoso antes de morir. Posteriormente se reunió con Leia, Han y sus amigos en Endor, juntos nuevamente, el combate por la libertad finalmente había terminado.

Relacionados //