AFILIACIONES
UBICACIONES
GÉNERO
  • Femenino,
DIMENSIONES
  • Estatura: 1.65m ,
VEHÍCULOS
  • Nave estelar real de Naboo,
  • Caza estelar N-1 naboo,
  • Naboo Royal Cruiser,

GALLERY //

HISTORIA //

LA CAÍDA DE LA REPÚBLICA


El reinado de Padmé Amidala como reina electa de Naboo tuvo lugar durante una época de grandes cambios para el planeta. Con la imposición de las rutas comerciales en disputa, la Federación de Comercio estableció un bloqueo de los acorazados de todo el sistema de estrellas, deteniendo todo los envíos al planeta. El senador Palpatine, representante galáctico de Naboo, debatió el asunto en el Congreso de la República, pero con poco éxito. Cuando los Caballeros Jedi Qui-Gon Jinn y Obi-Wan Kenobi fueron enviados para negociar una tregua con la Federación de Comercio, el líder de la organización, Nute Gunray, bajo la dirección de Darth Sidious, intentó asesinarlos. Los dos escaparon a Naboo, donde se contactaron con Padmé y huyeron del planeta tras la sorpresiva invasión de la Federación de Comercio. Su nave fue dañada en el combate, Padmé y la tripulación hicieron un aterrizaje de emergencia en Tatooine, donde conocieron al joven esclavo Anakin Skywalker. Anakin ganó una emocionante, pero mortal carrera de pods y obtuvo el dinero suficiente para pagar las piezas de repuesto de la nave y así llevar al grupo a Coruscant. Allí, Padmé, alentada por Palpatine, propuso un voto de no confianza en el liderazgo del canciller supremo Valorum; en la elección resultante, el mismo Palpatine fue nombrado candidato para el cargo. La reina estaba feliz por su amigo, pero tenía otros planes y optó por regresar a Naboo y liberar a su pueblo de la ocupación de la Federación de Comercio. De vuelta a Naboo, la joven reina hizo una petición sin precedentes a los nativos Gungans para formar una alianza. Con el apoyo de sus fuerzas, puso en escena un ataque en tres frentes: por aire, por tierra y un ataque sigiloso. Resultando ser un éxito, ya que los combatientes de Naboo destruyeron la Nave de control de droides, los Gungans mantuvieron al ejército de droides a raya, mientras que Padmé encontró a Nute Gunray y lo llevó ante la justicia.


Como el movimiento separatista comenzó a crecer, el canciller supremo Palpatine exigió poderes de emergencia que permitieran la creación de un Gran Ejército de la República. Padmé, ahora senadora de Naboo, regresó a Coruscant para votar sobre el tema y esto la convirtió en blanco de un intento de asesinato. Su nave explotó, pero la Senadora en realidad no estaba a bordo. Otro atentado contra su vida se llevó a cabo, lo que la llevó de regreso a Naboo con Anakin Skywalker, convertido ahora en un crecido Padawan. Durante el tiempo compartido, empezaron a emerger sentimientos mutuos, hasta que finalmente se besaron. Anakin, sin embargo, tenía prohibido tener una relación romántica; de lo contrario, sería removido de la Orden Jedi. Mientras tanto, Anakin comenzó a tener visiones que su madre estaba muriendo y se fue con Padmé a salvarla. El joven Jedi localizó a su madre en un campamento de bandidos tusken en Tatooine. Allí, murió en sus brazos. Enfurecido, asesinó a todos los moradores de las arenas que encontró. Padmé lo consoló a su regreso, comprendiendo el dolor que estaba pasando. Poco después, los dos fueron a ayudar a Obi-Wan Kenobi, que había descubierto un complot separatista en Geonosis. El intento de rescate, sin embargo, no funcionó como esperaban: los capturaron rápidamente y los sentenciaron a muerte en la gigantesca arena geonosiana. Sus ejecuciones fueron diseñadas para ser un espectáculo con tres terribles bestias desencadenadas sobre ellos. Padmé logró dar una poderosa patada al Nexu que la acosaba; de pronto, Yoda llegó con el nuevo Ejército de clones de la República y se desató un enorme combate. La senadora luchó con valentía junto a su amado e inlcuso bromeó diciendo que estaban involucrados en agresivas negociaciones. Ese día sobrevivieron y Padmé junto con Anakin se retiraron hacia Naboo, donde se casaron en secreto.


Padmé siguió trabajando por la paz, haciendo uso tanto de la diplomacia como de un bláster (cuando era necesario). Entre sus muchas aventuras durante la Guerra de los Clones, la senadora trató de negociar una paz con los Separatistas. Al visitar al Senador Mina Bonteri, un miembro de la Confederación, los dos acordaron un alto el fuego para negociar. Desafortunadamente para Padmé, las fuerzas más oscuras estaban en juego y evitaron que esta paz llegara a buen término. Además, la senadora se reunió con un antiguo amor, Rush Clovis, encuentro que despertó la ira de Anakin y demostró que su relación no era perfecta.


Tres años después de que se casaran en secreto, la senadora Padmé Amidala estaba embarazada de Anakin Skywalker. Los dos estaban llenos de alegría y de preocupaciones, debido a que Anakin sería removido de la Orden Jedi si alguien llegará a saber esta situación. Extrañamente, Anakin comenzó a sufrir pesadillas esporádicas y premoniciones de que Padmé iba a morir en el parto. Ella aseguró a su marido que todo estaba bien, pero él estaba decidido a no dejar que sus sueños se convirtieran en realidad como había sucedido con su madre. Se volvió hacia el lado oscuro, asesinando a los Jedi, para poseer el poder de salvarla. Mientras tanto, su viejo amigo Palpatine se autoproclamó Emperador con el apoyo del Senado, lo que dejó profundamente perturbada a Padmé. "Así es como muere la libertad", dijo. Con un fervoroso aplauso. Cuando Padmé más tarde se enfrentó a Anakin, sintió rechazó por sus actos y sus planes de derrocar al nuevo Emperador y, ante un ataque de ira, él la ahogó, hasta casi matarla. Padmé quedó inconsciente y fue Obi-Wan Kenobi quien después de derrotar en un duelo con sables de luz a su antiguo amigo, la llevo a una clínica media. Ella en realidad estaba muriendo (había perdido la voluntad de vivir) y dio a luz a gemelos a quienes llamó Luke y Leia. Con sus últimas palabras, Padmé imploró que todavía había bondad en Anakin.

Relacionados //