UBICACIONES
GÉNERO
  • Masculino,
DIMENSIONES
  • Estatura: 1.72m ,
especie
  • Human,
ARMAS
VEHÍCULOS
HERRAMIENTA
  • Bacta Tank,
  • Evaporador de hidrofincas,

QUOTES //

Audio //

HISTORIA //

LA GUERRA CIVIL GALÁCTICA


Criado por su tía y su tío en una Hidrofinca de Tatooine, Luke Skywalker nunca conoció a su madre o padre. No sabía nada de la Fuerza o de los Jedi, pero anhelaba una vida más emocionante. Pronto la tendría. Con la compra de nuevos droides R2-D2 y C-3PO por parte de su tío Owen, se desarrollaría una cadena de eventos que cambiaría a Luke y a la galaxia para siempre. Artu, un valiente droide astromecánico, se extravió en su primera noche en la granja, diciendo a C-3PO que tenía que entregar un mensaje a alguien llamado Obi-Wan Kenobi. Cuando Luke fue a buscar al droide perdido, fue atacado por bandidos tusken y golpeado hasta quedar inconsciente. Antes de que pudiera ser llevado cautivo, un amigable ermitaño Ben Kenobi apareció y ahuyentó a los Moradores de las arenas. Ben reveló que él era de hecho Obi-Wan Kenobi y tenía algo que pertenecía al padre de Luke: un sable de luz, el arma de un Jedi. Obi-Wan dijo que él y el padre de Luke eran dos Caballeros Jedi, con capacidades de dominio de la Fuerza y buenos amigos. Luke no sabía nada de esto y preguntó cómo murió su padre. El viejo Jedi dijo que su antiguo alumno, Darth Vader, se volvió hacia el lado oscuro y lo asesinó.


Obi-Wan y Luke pronto descubrieron que Artu llevaba en realidad un mensaje. Era una holograbación de la princesa Leia, afirmando que ella había escondido los planos robados para el arma definitiva del Imperio, la Estrella de la Muerte, en los bancos de memoria de Artu; ella pedía que Kenobi entregara los planos a su padre en Alderaan. Obi-Wan imploró a Luke a ir con él, pero el granjero se negaba. Sin embargo, él y Obi-Wan descubrieron que los Jawas que habían vendido a su tío a Artu y 3-PO habían sido masacrados por soldados de asalto y que ellos podían haber sido rastreados de vuelta a casa. Luke corrió a la Hidrofinca, solo para encontrar los restos carbonizados de sus guardianes. Estoico, decidió abandonar Tatooine, comprometiéndose a aprender los caminos de la Fuerza y ser un Jedi como su padre..


Junto con el piloto contratado Han Solo y su copiloto y amigo Chewbacca, Luke, Obi-Wan y los droides se dirigieron a Alderaan a bordo del Halcón Milenario. Pero cuando llegaron, el planeta no estaba allí, sólo escombros, ya que había sido destruido por la Estrella de la Muerte del Imperio. El Halcón fue rápidamente atrapado por el rayo de atracción de la enorme estación espacial, pero esto resultó beneficioso, ya que la princesa Leia se encontraba allí. Luke y Han, con disfraces de soldados de asalto, organizaron un rescate, mientras que Obi-Wan desconectaba el rayo de atracción. El Maestro Jedi, sin embargo, se encontró con su antiguo estudiante, Darth Vader y fue muerto en el combate. Luke vio lo que pasó poco antes de escapar en el Halcón y se vio profundamente afectado por la pérdida de su mentor. 


El pequeño grupo de héroes se reagrupó con la Alianza Rebelde en Yavin 4. Con los planos de la Estrella de la Muerte entregados con éxito, Luke se unió a la misión de destruir la estación de batalla, pilotando un Ala-X bajo el distintivo Red Five. Durante el combate, los Rebeldes sufrieron graves pérdidas. Darth Vader también entró en el combate abordo de su TIE Avanzado. Luke, uno de los últimos pilotos restantes, voló a través de la trinchera de la Estrella de la Muerte a una velocidad vertiginosa, con el objetivo de disparar los torpedos de protones hacia un pequeño puerto de escape. Vader se acercaba, listo para destruir la nave estelar de Luke, señalando que "la Fuerza es poderosa en él", pero una explosión sorpresa por parte de Han y el Halcón Milenario envió al caza de Vader a volcarse sin control en el espacio, dando claridad para el disparo de Luke. Invocando a la Fuerza con la guía de la voz sin cuerpo de Obi-Wan, el Jedi-había realizado un disparo preciso, y la Estrella de la Muerte fue destruida.


Aunque la Alianza Rebelde había asestado un duro golpe contra el Imperio con la destrucción de la Estrella de la Muerte, la guerra estaba lejos de terminar. La Alianza construyó una nueva base secreta en el planeta de hielo Hoth, con Luke ahora como Comandante. Mientras patrullaba, Luke vio lo que pensó era un impacto de un meteorito en la superficie, en realidad, era un droide sonda Imperial. Antes de que pudiera inspeccionarlo, sin embargo, Luke fue brutalmente atacado por un imponente Wampa. Aunque Luke escapó de la cueva de la criatura de hielo, cortando el brazo del monstruo con su sable de luz, el joven Jedi casi murió debido a las gélidas temperaturas superficiales. Fue también en esta época cuando fue visitado por el fantasma de Obi-Wan Kenobi, quien le dio instrucciones para ir al sistema Dagobah. Allí, aprendería los caminos de la Fuerza de Yoda, un Maestro Jedi. Han finalmente encontró a Luke, manteniéndolo caliente dentro de la barriga de un Tauntaun hasta que la ayuda pudiera llegar. Luke se recuperó de las lesiones y lideró la defensa Rebelde contra las fuerzas terrestres del Imperio, incluidos los enormes caminantes AT-AT, y le dio tiempo a la Alianza para evacuar el planeta.


Luke se dirigió a Dagobah según las instrucciones y encontró a Yoda. Él no era lo que Luke esperaba, era un pequeño y verde alienígena, con una forma única de hablar al revés. Luke tuvo un intenso entrenamiento, fallando en algunos aspectos, pero aprendió mucho de su sabio Maestro. Durante un ejercicio, el joven Jedi tuvo una visión de sus amigos sufriendo; Luke interrumpió su corto entrenamiento, contra los deseos de Yoda para ir en su ayuda. Se fue a la Ciudad de las Nubes donde Darth Vader lo esperaba, con la esperanza de capturar a Luke y llevarlo ante el Emperador. Se batieron a duelo, pero Luke fue superado y dominado. Luke fue maltratado y mal herido en el combate: perdió una mano. El Lord Sith reveló una verdad aterradora: que él era el padre de Luke. Vader quería que su hijo se uniera a él, al lado oscuro y juntos podrían derrocar al Emperador y gobernar la galaxia. Luke estaba destrozado e incrédulo con la noticia. Él se negó a entregarse, logrando escapar con vida. 

Con Han congelado en carbonita dentro del palacio de Jabba el Hutt en Tatooine, Luke dirigió una misión para rescatar a su viejo amigo. Ahora convertido en un poderoso Caballero Jedi, Luke trató de negociar por la vida de Han, pero el señor del crimen se rehusó. A través de una escotilla, envió al Jedi a un calabozo subterráneo y desencadenó a su enorme criatura Rancor. Pero para sorpresa de Jabba y sus secuaces, Luke fue capaz de destruir a la bestia. Indignado, el gánster sentenció a Luke y sus amigos a morir en el Sarlacc, pero nuevamente, el Jedi fue subestimado. Luke diezmó a los hombres de Jabba y el grupo de héroes completó su rescate.


Con Han a salvo, Luke regresó a Dagobah para completar su entrenamiento. Yoda, sin embargo, estaba muriendo. En sus últimos momentos, el viejo Maestro le dijo a Luke que no requería más lecciones, pero tenía que enfrentarse una vez más a Darth Vader, confirmandole que era su verdadero padre. Yoda también le habló de otro Skywalker, quién Obi-Wan confirmaría que era Leia, su hermana gemela.


Mientras tanto, el Imperio estaba construyendo una nueva Estrella de la Muerte, con el Emperador supervisando personalmente su finalización. Utilizando los planos robados, la Alianza Rebelde formuló un plan para destruir a esta nueva súper arma. Luke se unió a sus amigos para la misión en Endor, pero se apartó cuando sintió la presencia de Vader. Luke creía que aún había bondad en su padre, que el Emperador no la había expulsado de él por completo. Trató de convertir a Vader al lado luminoso, pero el Lord Oscuro afirmó que era demasiado tarde. En lugar de ello, llevó a Luke ante el Emperador en la Estrella de la Muerte. El malvado Maestro Sith buscaba convertir a Luke al lado oscuro y lo incitó a un duelo con su padre. Cuando Vader sugirió que Leia podría convertirse al mal, Luke concentró su rabia y golpeó a su padre sin descanso, dando al Emperador exactamente lo que quería. Justo antes de que diera el golpe mortal, Luke hizo una pausa, recordando sus enseñanzas. Calmándose, Luke arrojó lejos su arma. "Soy un Jedi, igual que mi padre", dijo. El Emperador, confundido por las acciones de Luke, arrojó rayos de Fuerza sobre el joven Jedi. Vader se levantó y arrojó al Emperador en un pozo profundo, su verdadero ser despertó por el amor de su hijo. Luke tuvo un último momento con su padre y escapó de la estación espacial antes de que fuera destruida. El viaje del alguna vez insensato granjero estaba completo: se había convertido en un Jedi maduro, la libertad de la galaxia había sido restablecida y su compasión había salvado a su padre.

Relacionados //