AFILIACIONES
UBICACIONES
  • Ciudad de las Nubes,
GÉNERO
  • Masculino,
DIMENSIONES
  • Estatura: 1.78m ,
especie
  • Human,
HERRAMIENTA
  • Sabacc,
  • Transponders,
  • Shield Generators,

QUOTES //

HISTORIA //

LA EDAD OSCURA

En la popular cantina de Lothal del Viejo Jho, Lando Calrissian participó en un juego de Sabacc de grandes apuestas con Zeb Orrelios de la tripulación de El Fantasma. El impulsivo Lasat, que confiaba en su mano, apostó el droide de su tripulación rebelde, Chopper. Sin embargo, Lando tenía una Colección del Idiota, lo que sorprendió a Zeb. "Mi nombre es Calrissian. Lando Calrissian", dijo. "Ahora preséntame a mi nuevo droide".

Aunque Lando había ganado legítimamente el astromecánico, acordó devolver a Chopper y pagar extra para pasar por el bloqueo imperial de Lothal para una reunión secreta. Los Rebeldes aceptaron, aunque dudaron de su nuevo acompañante. En efecto, cuando el grupo se reunió con el señor del crimen Azmorigan, Lando ofreció a Hera, capitana de El Fantasma, a cambio de un misterioso paquete que contenía, entre otras cosas, una cerda globo. La tripulación estaba furiosa, pero el persuasivo contrabandista afirmó que le había insinuado a Hera que podía escapar en una cápsula. La Twi'lek finalmente lo hizo, aunque le agradeció a Calrissian con un golpe en el estómago al volver a conectarse con El Fantasma.

Finalmente, el equipo llevó a Lando a la propiedad Lothal. Explicó que una cerda globo puede detectar más minerales preciosos que unos cuantos detectores de minas, lo cual hace que sea muy valioso. Pero antes de que pudiera instalarse con los rebeldes, emergieron Azmorigan y sus secuaces. El gánster quería vengarse de Calrissian y ambos bandos combatieron violentamente. Hera sacó ventaja por sobre Azmorigan y le exigió que se fuera o se preparara para morir. El señor del crimen estuvo de acuerdo y, una vez que el problema se solucionó, Lando devolvió a Chopper al equipo. “Hasta que volvamos a vernos“, le dijo mientras se alejaban.

LA GUERRA CIVIL GALÁCTICA


Lando Calrissian tuvo una juventud feliz como contrabandista y apostador; viajó por la galaxia con su nave, el Halcón Milenario, que perdió a manos de su amigo Han Solo en un juego de sabacc que pudo o no haber sido limpio. Después de sus días como contrabandista, Lando se volvió respetable y se convirtió en administrador de la Ciudad de las Nubes, una instalación de gas tibanna en la atmósfera del planeta Bespin. Pero Lando no era tan honesto como parecía: la Ciudad de las Nubes era una pequeña operación en la cual sus ocupantes preferían evitar la atención del Imperio. Los días de Lando como empresario finalizaron cuando llegó Darth Vader acompañado de los soldados de asalto y de Boba Fett. Vader estaba cazando a Han y a la tripulación del Halcón, por lo que dijo a Lando que pronto llegarían a la Ciudad de las Nubes. Le ofreció a Lando una opción oscura: tender una trampa a su viejo amigo o enfrentarse a la ira del Imperio. Lando le dio la bienvenida a Han cuando llegó y lo ayudó a reparar el hiperimpulso del Halcón, pero luego lo entregó junto a sus compañeros a Vader. Tras el reiterado incumplimiento del trato por parte de Vader, Lando se agotó y decidió cambiar de bando. Rescató a la princesa Leia y a Chewbacca del Imperio e intentó salvar a Han de las garras de Fett. El cazador de recompensas se escapó con su botín, pero Lando ayudó a los otros a resguardarse con la flota rebelde y se unió a Chewbacca en su búsqueda de Solo. 


Mientras volaba con Chewbacca, Lando Calrissian descubrió que Boba Fett había llevado a Han Solo al palacio de Jabba el Hutt en Tatooine. Lando logró infiltrarse haciéndose pasar por un matón a sueldo. Miraba con ansiedad mientras llegaban los droides, la princesa Leia, Chewbacca y Luke Skywalker y los ponían bajo custodia, pero sabía que aún no podía revelar su identidad. Aún encubierto, Lando acompañó a la barcaza de Jabba al Gran Pozo de Carkoon para la ejecución de los Rebeldes. Cuando Luke le hizo una señal, se unió al combate para liberar a sus amigos y ponerle fin a la carrera criminal de Jabba. Habiendo cumplido su promesa de salvar a Han, Lando se quedó en las filas de los Rebeldes y se desempeñó como general en el ataque de la caza estelar en la segunda Estrella de la Muerte. Han le prestó el Halcón Milenario a Lando para esta peligrosa misión y Lando demostró sus increíbles habilidades para pilotear la nave haciéndola entrar en la superestructura de la Estrella de la Muerte y llegando hasta el reactor principal. Disparó torpedos de protones al reactor, salió de la estación de batalla justo antes de que explotara y terminó, de esta manera, con el dominio que el Imperio tenía sobre la galaxia.

Relacionados //