Audio //

QUOTES //

HISTORIA //

LA CAÍDA DE LA REPÚBLICA


El senador Palpatine de Naboo, quien formaba parte del círculo íntimo de la reina Amidala, parecía un honesto y confiable servidor del pueblo. En realidad, era Darth Sidious, el Lord Sith hambriento de poder. Comenzó su obra para el control de la galaxia al orquestar la invasión de Naboo, mientras que al mismo tiempo se posicionaba para ser votado canciller supremo en una elección especial. Si bien la invasión fracasó y su aprendiz Darth Maul aparentemente había sido asesinado por Obi-Wan Kenobi, su gran plan estaba en marcha y la aparición del dotado Anakin Skywalker le presentó una nueva oportunidad.


El desarrollo de un movimiento separatista, para la aparente consternación de Palpatine, era de hecho, la siguiente fase del plan de Darth Sidious: manipulaba a los secesionistas al tiempo que exigía poderes de emergencia como canciller supremo para combatir la amenaza de la Guerra Civil. Con la ayuda de su nuevo aprendiz, el ex Jedi Conde Dooku, fue capaz de jugar en ambos lados sin esfuerzo. Cuando comenzó la Guerra de los Clones en Geonosis entre el nuevo ejército de clones de la República y los droides de los Separatistas, con los Jedi atrapados en el medio, Sidious estaba satisfecho y vislumbraba la victoria. Mientras tanto, continuó con el tutelaje de Anakin Skywalker, e infundió un lado ambicioso y peligroso en el joven Jedi.


En el transcurso de la Guerra de los Clones, a Darth Sidious se le presentó un desafío inesperado: el regreso de su antiguo aprendiz, Darth Maul. Maul había, de hecho, sobrevivido a sus heridas sufridas a manos de Obi-Wan Kenobi y ahora estaba acumulando poder. Sidious se ocupó de él y de su hermano, Savage Opress, personalmente: asesinó a Opress e hizo a Maul cautivo.


Transcurridos tres años de la Guerra de los Clones, Sidious hizo su jugada final: convirtió al heroico Jedi Anakin Skywalker al lado oscuro como Darth Vader y declaró a los Jedi enemigos del estado. El Lord Sith emitió la Orden 66, que ordenó la erradicación de todos los Jedi y lo dejaría sin oposición para la dominación galáctica. Con el apoyo del público, reorganizó la República en el primer Imperio Galáctico y se autoproclamó Emperador. El Maestro Jedi Yoda hizo un último intento de destruir a Sidious y restablecer la libertad, pero no tuvo éxito; Sidious, con Darth Vader a su lado, gobernó la galaxia.



LA GUERRA CIVIL GALÁCTICA


Darth Sidious permaneció relativamente sin oposición como Emperador hasta la formación de la Alianza Rebelde. Padeció su primera derrota importante cuando la Rebelión destruyó la Estrella de la Muerte pero en ese momento llamó su atención un rebelde en particular. Con el lado oscuro de su parte, Sidious sintió una perturbación en la Fuerza a la vez que se desarrollaban los poderes Jedi de Luke Skywalker. Sabía que el chico había destruido su estación espacial y presintió que Luke podría destruirlo. Sidious planeaba asesinar a Skywalker, pero Vader sugirió convertir al joven Jedi al lado oscuro, una idea que intrigó al Emperador.


El Imperio había comenzado la construcción de una nueva Estrella de la Muerte y el Emperador hizo una inusual visita a Coruscant para supervisar su finalización. Allí, puso una trampa para los Rebeldes y Luke Skywalker; mientras que la Estrella de la Muerte lucía sin terminar, en realidad estaba totalmente operativa. Cuando Luke llegó voluntariamente, tratando de convertir a Darth Vader, su padre, al lado luminoso de la Fuerza, fue presentado ante Sidious. Sidious jugueteaba con él, animando al Jedi a utilizar su odio y derribarlo. Luke cedió, lo que dio lugar a un duelo con Vader en el que casi mata a su padre por ira, que es lo que Sidious quería, para que Luke tomase el lugar de su padre como aprendiz. Cuando el joven Jedi volvió en sí, lanzó lejos su sable de luz y se negó a convertirse al lado oscuro. Sidious no había previsto esto y no podía comprender la compasión de Luke por Vader. Con toda su ira, el Lord Sith disparó rayos de Fuerza hacia Luke, con la intención de destruirlo. Vader se recuperó y al ver el verdadero mal que era Sidious, lanzó a su Maestro a un pozo profundo Por fin, el Emperador murió y se llevó consigo una era tiránica de pesadilla.

Relacionados //