HISTORIA //

LA GUERRA CIVIL GALÁCTICA


Cuando Obi-Wan Kenobi contrató a Han Solo y a Chewbacca para llevar un flete hasta Alderaan, el Jedi especificó que necesitaba un barco rápido. Han le aseguró que había encontrado uno: ¿acaso el Halcón Milenario no había atravesado el Corredor de Kessel en menos de 12 pársecs? Cuando Luke Skywalker vio el barco de carga por primera vez, pensó que los habían embaucado: el Halcón parecía a punto de venirse abajo en su central de acoplamiento. Pero el Halcón estuvo a la altura de los alardes de su capitán, logró escapar de los barcos imperiales que custodiaban Tatooine y demostró ser maniobrable y sólido en una batalla con cazas TIE que patrullaban el espacio en torno a la Estrella de la Muerte. Han y Chewie estaban detrás de los controles del Halcón cuando desviaron a Darth Vader y a sus pilotos de flanco TIE del rastro de Luke. Esto permitió que el joven Rebelde realizara el disparo que destruiría la Estrella de la Muerte.


Han decidió abandonar a sus amigos con la Alianza Rebelde y pagar su deuda a Jabba el Hutt, pero el Halcón no cooperó: él y Chewbacca pasaron horas en el hangar de la Base Eco intentando que el terco carguero volviera a volar. Han apenas pudo lograr que el Halcón despegara y escapó de Hoth justo antes de que llegasen las tropas de choque de Darth Vader, pero el hiperimpulso falló en la persecución de los destructores estelares y los caza TIE. Al verse imposibilitado de viajar a la velocidad de la luz, Han buscó refugio en un campo de asteroides, donde realizó reparaciones rápidas; pero el hiperimpulso volvió a fallar. Han usó todos los trucos conocidos por los corelianos para escapar cojeando hasta el sistema estelar cercano de Bespin, donde los técnicos de Lando Calrissian repararon el Halcón. Lando no sabía que los imperiales, que encerraron a Han en carbonita en la Ciudad de las Nubes, habían desactivado el hiperimpulso como medida de seguridad contra intentos de escape, pero afortunadamente R2-D2 descubrió el sabotaje. El pequeño droide reactivó el hiperimpulso y permitió que el carguero y su tripulación escapasen.


Lando y Chewbacca descubrieron que Boba Fett había llevado a Han Solo a Tatooine y escondieron el Halcón mientras se infiltraban en el palacio de Jabba el Hutt para rescatar a su amigo. Luego, Han le prestó su preciada nave a Lando para el ataque rebelde a la segunda Estrella de la Muerte de Endor. El Halcón maniobró como un soldado en el caótico combate, sumergiéndose en la laberíntica superestructura de la estación de batalla. Lando disparó misiles certeros al reactor principal de la Estrella de la Muerte y se apresuró para llegar a la superficie: logró escapar justo cuando la estación explotó. El humilde carguero, anteriormente denostado cual mero cacharro, había destruido el arma más importante del Imperio.

Relacionados //