HISTORIA //

LA CAÍDA DE LA REPÚBLICA


Durante las Guerras de los Clones, Chewbacca es uno de varios seres de diversas especies capturados por los cazadores Trandoshanos. Llevado contra su voluntad a una jungla en una luna. Es cazado por deporte. Sin embargo, Chewie no se rendirá sin pelear y trabaja con su nueva aliada y compañera cautiva Ahsoka Tano para armar una revuelta. Juntos, derrotan a los Trandoshanos y vuelven a sus respectivos hogares.


Como los Wookiees tienen buenas relaciones con Yoda, dan la bienvenida al Maestro Jedi y a los soldados clon a Kashyyyk, su planeta natal. Durante una de los combates finales de las Guerras de los Clones, Chewbacca lucha contra los droides separatistas junto con las fuerzas de la República, hasta la ejecución de la Orden 66. En un esfuerzo por salvar a Yoda, Chewbacca y su compañero Wookiee Tarfful llevan al Jedi a una cápsula de escape secreta y lo sacan del planeta.



LA GUERRA CIVIL GALÁCTICA


Chewbacca conoce a Obi-Wan Kenobi, quien está en busca de un pasaje a Alderaan, en la sórdida cantina Mos Eisley en Tatooine. Como leal amigo y copiloto de Han Solo, acuerda un encuentro entre el pícaro contrabandista, el Jedi y Luke Skywalker. El grupo llega a un acuerdo sobre una tarifa (en realidad, Han estaba desesperado por el dinero) y se ven obligados a abrirse paso a punta de disparos por entre los soldados de asalto y escapar del puerto espacial a bordo del Halcón Milenario. Cuando alcanzan su destino, el grupo descubre que no queda nada de Alderaan; ha sido destruido por la Estrella de la Muerte del Imperio y su nave pronto se ve atrapada en el rayo tractor del arma apocalíptica. Con Han y Luke disfrazados de soldados de asalto, Chewie se hace pasar por prisionero imperial para permitir una entrada fácil a la estación espacial. Rescatan a la princesa Leia, quien estaba cautiva, y escapan. Más tarde, Chewbacca está al lado de Han en el Halcón Milenario cuando rescatan a Luke durante el ataque a la Estrella de la Muerte.


Chewbacca y Han permanecen en la Alianza Rebelde después de la Batalla de Yavin y ayudan a establecer su nueva base en el planeta helado de Hoth. Pero Han tiene que pagar a Jabba el Hutt, lo cual significa que él y Chewie se ven obligados a dejar a sus amigos. Sin embargo, las cosas cambian con la llegada de un droide de sonda imperial. Han y Chewie lo interceptan, y confirman que se trata de un droide espía enviado por el Imperio. Cuando las fuerzas imperiales llegan, logran un apresurado escape con Leia y C-3PO en el Halcón Milenario y son perseguidos por un campo de asteroides. Creyendo que han perdido a sus perseguidores imperiales, aterrizan en la Ciudad de las Nubes, una instalación al mando de Lando Calrissian, un viejo amigo de Han y Chewie. Pero el cazador de recompensas Boba Fett y el Imperio llegan primero que ellos; le disparan a C-3PO, Han es torturado y congelado en carbonita y todo parece perdido. Tratando de reparar su error, Lando libera a los rebeldes restantes y Chewie le agradece con una poderosa llave estranguladora antes de que todos escapen en el Halcón.


Con Han retenido en el palacio de Jabba, Chewbacca es parte de la misión de rescate ideada por los amigos del as del espacio. Aparece como cautivo del cazador de recompensas Boushh (en realidad, Leia disfrazada). Leia se las arregla para liberar a Han de la carbonita pero es rápidamente capturada por Jabba, quien no cae en su treta. Chewbacca es enviado a una celda, donde se reúne con Han. El señor del crimen sentencia a la pequeña banda a muerte a manos del Sarlacc, pero subestimar a Luke Skywalker probará ser su ruina.

Más tarde, Chewbacca se une a Han y sus amigos en la peligrosa misión de destruir el generador de escudo de la nueva Estrella de la Muerte, ubicado en la luna boscosa de Endor. Aunque la curiosidad de Chewbacca por un animal muerto lleva a la captura del grupo por parte de los Ewoks (tal como Han dice "Genial. Siempre piensas con tu estómago"), resulta ser un error afortunado. Los Ewoks se vuelven aliados integrales en la Batalla de Endor. Cuando las cosas lucen realmente mal, Chewie y dos de las criaturas peludas se cuelgan de una liana y caen sobre un AT-ST, tomando el control del vehículo. Al volver el arma del Imperio contra ellos, Chewbacca y sus nuevos compañeros barren por completo las fuerzas terrestres imperiales, lo que permite que los rebeldes destruyan el generador de escudo.

Relacionados //