HISTORIA //

LA GUERRA CIVIL GALÁCTICA


Los AT-AT lideraron el asalto del Imperio en la base rebelde durante la Batalla de Hoth. Los gigantes vehículos de combate fueron lanzados desde el aire sobre el planeta nevado, donde marcharon hacia el centro de comando y fueron recibidos por las defensas Rebeldes. Los nievedeslizadores primero intentaron hacer estallar los AT-AT, pero la armadura de los caminantes demostró ser demasiado fuerte. El comandante Luke Skywalker ordenó a su escuadrón usar arpones y cables de arrastre, para amarrar las patas de los pesados transportes. Aunque esta táctica fue eficaz para derribar a un caminante, en definitiva los Rebeldes no pudieron detener el avance del Imperio. El general Veers, que lideraba el ataque en la superficie, encontró y destruyó el generador de energía principal de la base Rebelde. Las fuerzas imperiales, junto con Darth Vader, ingresaron a la base (aunque la mayoría de los Rebeldes ya habían escapado).


Los AT-AT fueron usados por el Imperio como transportes en Endor, el planeta boscoso donde se conservaba el generador de escudo de la Estrella de la Muerte II. Debido a los densos bosques y matorrales, se usaron principalmente los AT-ST, más pequeños y más ágiles, durante la Batalla de Endor.

Relacionados //