HISTORIA //

LA CAÍDA DE LA REPÚBLICA


Anakin Skywalker, un niño esclavo de Tatooine, tenía dotes de ingeniería y capacidades de dominio de la Fuerza. Para ayudar a su madre Shmi, fabrica en secreto un droide: C-3PO. En su forma primaria, 3PO no tenía cubierta externa, así que parecía desnudo, con sus partes internas y motores al aire. Cuando Anakin se hace amigo de un grupo de viajeros varados, C-3PO es presentado a R2-D2, su heroico astromecánico. Los dos pronto se convierten en un dúo, aunque cuando Anakin abandona Tatooine para convertirse en Jedi, deja a su droide atrás.


C-3PO sigue sirviendo a Shmi, así como a su nuevo marido, Cliegg Lars, y su hijo Owen. Diez años después de que Anakin ha dejado Tatooine para convertirse en Jedi, vuelve a casa a causa de las visiones de que su madre está en apuros. C-3PO se encuentra con Anakin fuera de la propiedad de los Lars; aunque ambos han cambiado (3PO ahora tiene una carcasa exterior gris y Anakin ha crecido), se reconocen. "¡El creador!", exclama 3PO. Pero no es una reunión feliz, ya que Shmi ha sido secuestrada por los moradores de las arenas y morirá más tarde a causa de heridas sufridas a manos de los tusken.

C-3PO parte con Anakin (y su viejo amigo R2-D2) hacia Geonosis, donde Obi-Wan Kenobi está prisionero. Geonosis es el hogar de una inmensa fábrica de droides y dentro de ella 3PO sufre un pequeño contratiempo: cambia de cabeza sin querer con una droide de combate. Tanto su cuerpo como su cabeza se encuentran en el lado contrario del primer combate de las Guerras de los Clones, aunque R2-D2 finalmente corrige las cosas. 


Después de la Batalla de Geonosis, C-3PO ayuda a sus amigos y al ejército de clones en ciertas misiones. En una aventura en Aleen, el droide y su contraparte, R2-D2, se pierden bajo la superficie del planeta en un mundo subterráneo. Encuentran a los Kindalo, criaturas extrañas que parecen árboles que han cobrado vida, y están enojados con los habitantes de la superficie de Aleen. Esto Lleva a C-3-PO y Artu a Orphne, una hermosa ninfa reptiliana; ella le cuenta al dúo que se ha abierto una división entre la superficie y el mundo subterráneo, que ha envenenado la subsuperficie. 3-PO y Artu se ofrecen a cerrar la brecha, al mover una pesada puerta a su lugar que restaura el equilibrio del planeta.


C-3PO sirve a la senadora Padmé Amidala, la esposa secreta de Anakin Skywalker, en Coruscant durante las Guerras de los Clones. Cuando estallan los calamitosos eventos de la Orden 66 a su alrededor, 3-PO se siente inútil. Es testigo de todo: la aniquilación de los Jedi, la caída de Anakin y el nacimiento de los gemelos Skywalker. Cuando las cosas se tranquilizan, él y R2-D2 son asignados al capitán Antilles a bordo de la nave Tantive IV, pero 3-PO ha visto demasiado. El senador Bail Organa ordena que se borre la memoria de C-3PO, un hecho que R2-D2 encuentra un tanto divertido.


LA GUERRA CIVIL GALÁCTICA


En el intervalo de 19 años después del nacimiento del Imperio, C-3PO y R2-D2 permanecen al servicio de su maestro, el capitán Antilles. Sin embargo, Antilles es un rebelde y su nave es abordada por tropas imperiales ante el robo de los planos de la Estrella de la Muerte. C-3PO y R2-D2 logran un temerario escape en un pod salvavidas y aterrizan en el desértico planeta Tatooine. Los dos droides discuten (Artu llama a 3-PO "filósofo estúpido") y se separan, pero ambos al final son recuperados por los jawas. Los carroñeros venden a los droides a Owen Lars, un higrofinquero, quien deja a su sobrino Luke Skywalker al cuidado de los droides. Luego, se desata una aventura: R2-D2 en realidad es el guardián de los planos robados de la Estrella de la Muerte y Luke, junto con sus nuevos compañeros Obi-Wan Kenobi, Han Solo, Chewbacca y los droides parten para llevarlos a la princesa Leia en Alderaan.

Sin embargo, para cuando este nuevo grupo llega a Alderaan, es demasiado tarde. El planeta ya no existe, fue destruido por la Estrella de la Muerte, que ahora tiene a Leia cautiva. En su lugar, la nave de la pequeña banda, el Halcón Milenario, ha sido capturado en el rayo tractor de la estación espacial. Gracias a algunos trucos muy astutos, evaden la captura y rescatan a Leia; y durante el escape de los héroes, C-3PO y R2-D2 salvan a sus amigos de ser triturados en un compactador de basura. De vuelta en el Halcón, huyen a la base rebelde en Yavin 4. Los planos son entregados y los rebeldes lanzan un ataque contra la Estrella de la Muerte, donde Luke lleva a R2-D2 en su Ala-X. Aunque logran destruir la enorme arma, Artu sufre lesiones devastadoras. C-3PO se ofrece de voluntario a fin de donar piezas para la restauración de su amigo, pero no tiene de qué preocuparse: el astromecánico es reparado por completo y ambos son incluidos en la ceremonia de entrega de medallas de la Alianza que celebra esta importante victoria sobre el Imperio.


Al inicio de la Batalla de Yavin, la Alianza Rebelde se reubica en el planeta helado de Hoth. C-3PO permanece con sus maestros y amigo R2-D2, sirviendo como intérprete y realizando otras diversas funciones. Cuando el Imperio despacha un droide de sonda a la superficie del planeta, es C-3PO quien identifica la señal como un código extraño y posiblemente imperial. En la evacuación resultante, se va con Han, Leia y Chewbacca a bordo del Halcón Milenario. El droide a menudo no concuerda con Han, quien lo deja perplejo y que no tiene paciencia para las estadísticas de C-3PO, sus citas de probabilidades y preocupaciones.

Cuando más tarde el grupo aterriza en la Ciudad de las Nubes, creyendo que han encontrado un refugio seguro, 3-PO es el primero en descubrir la verdad. Al encontrarse con un soldado de asalto, le disparan a quemarropa y sus miembros quedan diseminados; cuando Chewbacca lo reensambla parcialmente, sus bancos de memoria interna revelan que justo antes de que le dispararan, 3-PO planeaba advertir a sus amigos. Aunque Han es congelado en carbonita y entregado al cazador de recompensas Boba Fett, C-3PO y sus amigos logran escapar. Lo vuelven a ensamblar y se echa a andar un plan para rescatar a Han.


Con Han congelado en carbonita y mantenido en el palacio de Jabba el Hutt, C-3PO y R2-D2 son despachados por Luke para entregar un mensaje al señor del delito. Atraviesan juntos, nuevamente, el desierto de Tatooine antes de llegar a un enorme entrada con una puerta. C-3PO está visiblemente nervioso. Desea irse, pero alguien atiende la puerta y los droides ingresan a la guarida. De pie frente al poderoso Jabba, R2-D2 reproduce una proyección holográfica de Luke, ahora un Caballero Jedi, que solicita negociar la vida de Han y ofrece los droides como muestra de buena voluntad. C-3PO queda estupefacto ante este giro de los eventos. De hecho, Jabba rechaza la oferta pero acepta al droide de protocolo y al astromecánico, y rápidamente pone a C-3PO a trabajar como intérprete. Es cansador para 3PO, pero con el tiempo se revela la verdad detrás del plan de Luke: su sable de luz está oculto dentro de R2-D2 y, después de su llegada, lo usa para destruir a los secuaces del gánster. Han es rescatado, Leia mata a Jabba y todos se van para continuar luchando contra el Imperio.

Después de reagruparse con la Alianza Rebelde, C-3PO se une a Han, Luke, Leia, Chewbacca y R2-D2 en una misión a Endor. El objetivo: destruir el generador de escudo que protege la Estrella de la Muerte II, la nueva estación de batalla del Imperio. El grupo viaja a los bosques de la luna en busca del búnker, pero la desacertada curiosidad de Chewbacca por un animal muerto activa una trampa: quedan atrapados en una red y suspendidos a gran altura del suelo. Cuando escapan, se ven rodeados por pequeñas criaturas peludas. Se los conoce como Ewoks y parecen un tanto hostiles, hasta que ven a C-3PO. Inmediatamente, se arrodillan ante él y comienzan a cantar; los ewoks creen que el droide dorado es una especie de dios.

Las primitivas criaturas toman a todos cautivos excepto a 3PO, a quien llevan en andas y adoran. De vuelta en su villa, los ewoks planean dar un banquete en honor de C-3PO. El plato principal: Han, Luke y Chewbacca. Rápido de pensamiento, Luke le dice al droide que informe a las criaturas que si no liberan a sus amigos, se va a enojar y usará su magia. C-3PO está confundido pero hace lo que le piden. Haciendo uso de la Fuerza, Luke levita a 3PO por sobre los aldeanos, lo cual los hace entrar en pánico. Los ewoks liberan a los héroes rápidamente y una vez que se calman, C-3PO les cuenta en detalle la historia de sus amigos y la Rebelión. Son adoptados oficialmente en la tribu, lo cual demuestra ser una alianza importante; en el ataque al generador de escudo del Imperio, los ewoks inclinan la balanza del combate. Como resultado, la Estrella de la Muerte II es destruida y la galaxia es libre nuevamente.

Relacionados //