HISTORIA //

LA CAÍDA DE LA REPÚBLICA


Junto con su madre, Shmi, Anakin Skywalker es esclavo en Tatooine y propiedad del comerciante de chatarra Watto. Cuando el Caballero Jedi Qui-Gon Jinn, un gungan llamado Jar Jar Binks, y Padmé, una asistente de Naboo, llegan a la tienda de Watto en busca de repuestos para reparar su nave, Anakin se hace amigo de ellos. Al no poder comprar las partes que necesitaban, Anakin idea un plan para ayudar a sus nuevos amigos: entrará a la carrera del Día de Boonta y le dará lo que gane a Qui-Gon. Aunque arriesgado, Qui-Gon acepta y apuesta con Watto y añade, además, la libertad de Anakin al botín. Qui-Gon se da cuenta de que Anakin es sensible a la Fuerza y, luego de su victoria en la carrera, le informa que es libre y que puede entrenar para convertirse en Jedi. El chico está fascinado, pero tiene miedo de dejar a su madre atrás; de hecho, Yoda siente esto cuando Anakin es llevado ante el Consejo Jedi y es este miedo lo que hace que a Anakin se le niegue la entrada a la Orden. A Qui-Gon le sorprende la decisión, pero le dice a Anakin que lo observe y que se mantenga cerca en lugar de un entrenamiento de verdad. Al final, Qui-Gon, su aprendiz Obi-Wan Kenobi, Padmé (ahora ya conocida como la reina Amidala), Jar Jar y Anakin se dirigen a Naboo, con la esperanza de detener una invasión por parte de la Federación de Comercio. Allí, Anakin sin querer se encuentra en un caza estelar naboo, enfrentándose a droides de combate y destruyendo la nave de control de droides. Qui-Gon cae en combate ante el Lord Sith Darth Maul y como último deseo le pide a Obi-Wan que entrene al niño. El Consejo Jedi acepta y permite que Anakin ingrese a la Orden como el aprendiz de Obi-Wan. También comienza una amistad con el canciller supremo Palpatine, quien queda muy impresionado con las capacidades de la Fuerza del niño.


Diez años después de la Batalla de Naboo, el Consejo Jedi y el Canciller Supremo asignan a Obi-Wan Kenobi y a Anakin Skywalker para proteger a la senadora Padmé Amidala después de que la hayan intentado asesinar. Anakin se siente profundamente atraído hacia ella y nace así el amor entre los dos. Es un camino peligroso, ya que el Código Jedi prohíbe los vínculos y las relaciones románticas. Al mismo tiempo, Anakin comienza a padecer pesadillas y a tener visiones de que su madre está sufriendo y que muere; a pesar de las órdenes de Obi-Wan de que permanezca en Naboo con Padmé, él la deja para ir a Tatooine a rescatar a Shmi junto con Padmé. Al llegar, se encuentra con que Shmi ha sido secuestrada por los moradores de las arenas. Anakin al final localiza el campamento, encuentra a su madre y ella muere en sus brazos; consumido por la rabia, el Jedi desata una furia interior nunca antes vista y masacra a cada tusken a su paso. Entierra a Shmi en la propiedad de su marido y parte rumbo a Geonosis para rescatar a Obi-Wan, quien está en manos de los Separatistas. Allí, él y Padmé son capturados y sentenciados a morir, junto con su Maestro. Los tres se salvan de la ejecución, son rescatados por los Jedi y el nuevo ejército de clones de la República y persiguen al líder Separatista, el conde Dooku. Anakin y Obi-Wan se baten a duelo con el ex Jedi en el hangar, pero no están a su altura; Dooku derrota a ambos y le corta el brazo a Anakin. Yoda llega justo a tiempo para evitar que Dooku dé el golpe de gracia, pero el Lord Sith al final escapa. Después de recuperarse de sus lesiones, incluido el reemplazo de su brazo cercenado por uno mecánico, Anakin se retira a Naboo con Padmé, donde se casan en secreto.


Ahora que las Guerras de los Clones han comenzado, los Jedi se convierten en generales y comandantes en la guerra con los Separatistas. Consciente de las limitaciones de Anakin y de su tendencia a forjar lazos emocionales fuertes, Yoda asigna a Anakin un aprendiz padawan: Ahsoka Tano. Yoda espera que Skywalker aprenda a desligarse de su estudiante a medida que crece, lo cual es clave para Anakin. Aunque Anakin no está muy de acuerdo al principio con este arreglo, se forma un fuerte vínculo entre maestro y estudiante. Tienen muchas aventuras juntos y a medida que Ahsoka madura, también lo hace Anakin. Pero Ahsoka al final se desilusiona y abandona la Orden Jedi, un acto que Anakin lamenta.


Las Guerras de los Clones continúan y Anakin se transforma en héroe y su poder crece inmensamente. Al volver a Coruscant de un temerario rescate del Canciller Supremo, el Caballero Jedi descubre que la senadora Padmé Amidala, su esposa en secreto, está embarazada. Poco después, comienza a sufrir de visiones en las que ella muere mientras da a luz. Anakin está determinado a evitar que sus sueños se vuelvan realidad como sucedió con su madre; al mismo tiempo, el Consejo Jedi y el canciller supremo Palpatine han comenzado a desconfiar el uno del otro y Anakin se ve atrapado en el medio. A medida que la confusión y la ansiedad de Anakin aumentan, Palpatine le cuenta una leyenda Sith que habla de la capacidad de evitar que las personas mueran. Obnubilado, Anakin se desespera por aprender este poder. Palpatine se revela como un Lord Sith, Darth Sidious, y le promete entrenarlo en las artes del lado oscuro. Anakin finalmente sucumbe a la tentación y mutila a su anterior aliado Mace Windu para salvar a Sidious. El Maestro del lado oscuro reclama el puesto de emperador y Anakin lidera la erradicación del Imperio de la Orden Jedi como Darth Vader, el Lord Sith. Contra los deseos de Anakin, Padmé lo sigue al planeta de lava Mustafar, donde acaba de poner fin a la Guerra de los Clones al destruir a los líderes separatistas. Confronta a Anakin respecto a todo lo que ha hecho; el nuevo Sith sostiene que todos sus actos, sin importar cuán terribles, han sido realizados para que pudiera ser lo bastante fuerte con el lado oscuro y así poder salvarla. Pero luego de probar su poder, sus ambiciones son más grandes: derrocar al recién nombrado emperador y gobernar la galaxia con su esposa. Padmé rechaza la idea y con la aparición de Obi-Wan (quien va de polizón en su nave), Anakin supone que su esposa lo ha traicionado y usa la Fuerza para estrangularla a distancia. Padmé queda inconsciente y Anakin y su ex Maestro se baten a duelo. Al final, Anakin es desmembrado y queda con quemaduras terribles, maldice a su antiguo amigo y se transforma en un ser lleno de odio. Rescatado desde los bancos de un río de lava por el Emperador, Anakin es recubierto por una siniestra armadura negra y mantenido con vida, y se convierte verdaderamente en Darth Vader. Padmé, habiendo perdido la voluntad de vivir, muere al dar a luz a gemelos (Luke y Leia) y Anakin queda con el corazón destrozado y convertido más en máquina que en hombre.



LA GUERRA CIVIL GALÁCTICA


Como Darth Vader, Anakin esparce el miedo por la galaxia y actúa como el encargado de hacer cumplir los deseos del Emperador. Pero Anakin Skywalker, el guerrero valiente, no está muerto del todo. Tras el enfrentamiento con su hijo Luke Skywalker en presencia del Emperador, la compasión del joven Jedi por su padre despierta la bondad largamente adormecida del Lord Sith. Vader salva a Luke del Emperador y mata a su malvado Maestro, convirtiéndose una vez más en Anakin Skywalker. Sin embargo, sufre heridas mortales de los rayos de Fuerza del Emperador y sabe que su fin está cerca. Comparte así un momento vital final con su hijo, al quitarse la máscara para poder ver a Luke con sus propios ojos, y se duerme pacíficamente en la Fuerza. De regreso en Endor, Anakin se reúne con sus antiguos amigos Yoda y Obi-Wan, y observan a Luke y sus amigos mientras celebran la nueva libertad de la galaxia.

Relacionados //